INTERNACIONAL
06/02/2013 19:18 CET | Actualizado 06/02/2013 19:20 CET

Asesinan en la puerta de su casa al opositor tunecino Belaid

EFE

Chokri Belaid, líder de la agrupación de izquierdas Partido Patriótico Democrático, ha muerto tras recibir varios disparos en la cabeza cuando salía de su casa en Túnez. Pocas horas después de conocerse la noticia, más de mil personas se han manifestado frente al Ministerio de Interior y los principales partidos de la oposición del país han decidido suspender temporalmente su participación en la Asamblea Nacional Constituyente.

Aunque la mujer del fallecido ha asegurado que los atacantes eran dos e iban en moto, se desconocen por el momento sus identidades y los motivos del asesinato del político tunecino, quien promovía una alternativa laica e izquierdista al Gobierno islamista.

El pasado sábado, Belaid denunció que unos "mercenarios" a sueldo del partido Ennahda habían intentado atentar contra los asistentes a una reunión de su partido.

El primer ministro, Hamadi Jebali, ha declarado a una radio del país que se trata de "un asesinato político contra la revolución tunecina" para "silenciar la voz de Belaid". Jebali también ha pedido que los ciudadanos mantengan la calma y se ha comprometido a intentar desvelar la identidad de los asesinos. El mandatario ha precisado que, según las primeras investigaciones, el responsable de los disparos era un hombre que vestía con una kachabia, una chilaba tradicional en el país.

Moncef Marzuki, presidente de Túnez, que se encuentra de viaje en Bruselas, también ha condenado el crimen. "Seguiremos desenmascarando a los enemigos de la revolución", aseguró rotundo y calificó el atentado como "político". "Habrá otros atentados a la estabilidad pero el gobierno pacífico tunecino y su sociedad tienen que mostrarse sólidas", añadió.

REACCIÓN DESDE ENNAHDA

El dirigente del partido islamista Ennahda, Ameur Laarayedh, ha condenado el crimen y ha pedido que se investigue. El objetivo de los responsables habría sido el de perjudicar a la estabilidad del país, ha asegurado el líder.

Ennahda obtuvo el 42 por ciento de los escaños en las elecciones de octubre 2011, las primeras desde la revolución que comenzó la revolución de derogó al dictador Ben Alí. Desde entonces, esta agrupación gobierna en coalición con dos partidos laicos, el Congreso para la República -la formación del presidente- y Ettakatol.