INTERNACIONAL
07/05/2013 09:14 CEST | Actualizado 07/05/2013 12:18 CEST

La policía de Cleveland encuentra vivas en una casa a tres mujeres desaparecidas durante 10 años

AFP

Tres mujeres jóvenes que desaparecieron por separado entre 2002 y 2004, y habían sido dadas por muertas, han aparecido vivas durante la noche del lunes en una casa de Cleveland (Ohio, EE.UU.). El propietario y otros sospechosos han sido detenidos, según la policía local.

georgina lynn dejesus

amanda marie berry

Amanda Berry, que desapareció en 2003, llamó a la policía para pedir ayuda aprovechando un momento en el que su captor había salido de la casa. Junto a ella estaban Michelle Knight, cuya desaparición fue denunciada en 2002 y Gina Dejesus, secuestrada en 2004. Las tres mujeres han sido ingresadas en un centro médico local y tanto la policía como el FBI las interrogarán cuando les den el alta, según el diario local The Plain Dealer de Cleveland.

Las autoridades arrestaron al propietario de la vivienda, identificado como Ariel Castro, en un McDonald's cercano a la casa. El hombre, un hispano de 52 años, residía en la propiedad desde 1992.

Castro se dio a la fuga después de que un vecino, Charles Ramsey, escuchara a Berry pidiendo ayuda. Al escuchar los gritos, Ramsey rompió parte de una puerta, lo que permitió que la mujer saliera junto con una niña pequeña, según relató al diario local el propio vecino. Fue entonces cuando la joven pudo llamar a la policía. "He estado raptada, desaparecida durante 10 años y estoy aquí, pero ya soy libre", son algunas de las primeras palabras que Berry ha dicho a la policía en su llamada.

Tanto Ramsey como otro vecino, Victor Pratts, coincidieron en que nunca pensaron que "el conductor de autobus" pudiera tener retenidas a varias jóvenes en su casa ni "que pudiera hacer daño a nadie".

La policía de Cleveland no ha confirmado los nombres de los detenidos, aunque sí ha afirmado en su Facebook que se trata de "hombres hispanos, de 50, 52 y 54 años". Varios vecinos han asegurado en la misma página que los otros dos hombres son hermanos del dueño de la casa, Pedro y Oneil Castro.

DIEZ AÑOS EN UNA CASA

Berry, la primera de las mujeres en salir, desapareció en abril de 2003, un día antes de su 17 cumpleaños. Desde ese momento la policía había emprendido sin éxito varias búsquedas de su cadáver. Su prima, Tasheena Mitchell, se mostró incrédula al conocer la noticia, ya que no era la primera vez que recibía una alerta similar en los últimos años.

DeJesus, de 23 años, tenía 14 cuando desapareció en 2004, cuando caminaba desde la escuela hasta su vivienda, situada en el mismo barrio donde está la casa. La tercera mujer, Knight, tenía 21 años cuando desapareció en 2002, lo que algunos familiares atribuyeron a un enfado porque había perdido la custodia de su hijo.

Un portavoz del hospital donde han sido trasladadas, ha confirmado que las tres "se encuentran bien" y los doctores están "evaluando sus necesidades médicas".

ESPACIO ECO