POLÍTICA

El cajero del PP, Luis Molero, ingresaba donaciones anónimas de hasta 60.000 euros que le entregaba Bárcenas

23/05/2013 22:08 CEST | Actualizado 23/05/2013 22:09 CEST
EFE

El cajero del PP Luis Molero recibía sobres con dinero de donaciones anónimas que le entregaba Luis Bárcenas, que nunca superaban el límite legal de 60.000 euros, y que luego ingresaba en una cuenta bancaria seis o siete veces al mes, según ha declarado este jueves ante el juez Ruz.

Molero ha explicado que él y otro compañero eran los responsables de realizar esos ingresos con esa periodicidad, sin embargo en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera de la Policía (UDEF) que se les ha entregado durante la comparecencia figuran ocho en un mismo día.

NUNCA MÁS DE 60.000 EUROS

El testigo, que trabaja en el partido desde 1985, ha añadido que los sobres se los entregaban con el epígrafe "PP" o "en efectivo". Posteriormente, él y su otro compañero lo ingresaban con resguardos firmados por diferentes personas, siempre después de revisar las cantidades para para asegurarse de que no superaban el límite legal de 60.000 euros, establecido hasta 2007.

El cajero ha negado haber entregado a alguien sobres o paquetes. Esta declaración contradice a la del diputado popular Eugenio Nasarre, que declaró el pasado lunes como testigo, y dijo que cuando recibió los 30.000 euros para su Fundación Humanismo y Democracia fue Molero quien le entregó el paquete con los sobres que contenían el dinero.

Sobre las donaciones nominativas ha señalado que se hacían directamente a la cuenta del partido por el propio donante, con lo que no pasaban por sus manos.

BÁRCENAS PEDÍA LA CONTABILIDAD

La jefa de contabilidad del PP Milagros Puente, que ejerce esta función desde 1999, también ha declarado como testigo en el juicio. La contable ha destacado que era ella la única persona que introducía la contabilidad, aunque sus apuntes podían ser consultados por tres auditores internos y Bárcenas. Puente ha explicado que Bárcenas le pedía a menudo el libro de movimientos, ya que él no tenía acceso directo al ordenador. No ocurrió lo mismo con Lapuerta, quien según la testigo, nunca le pidió ver la contabilidad.

Con estas dos declaraciones se cierra la ronda de interrogatorios a los nueve testigos a los que el juez llamó a declarar por los papeles de Bárcenas, todos ellos vinculados en algún momento al PP. La próxima semana les tocará declarar a los ocho empresarios imputados por las donaciones al partido y al considerado número dos de la trama Gürtel, Pablo Crespo.

NOTICIA PATROCINADA