Los enfrentamientos en Alejandría entre partidarios y detractores del presidente egipcio, Mohamed Mursi, se han saldado con al menos dos fallecidos, uno de ellos estadounidense. Egipto se encuentra sumergido en un clima de tensión.

Según la agencia Reuters, que cita al general Amin Ezzeddin, un alto mando de las fuerzas de seguridad de la ciudad egipcia, uno de los fallecidos es de nacionalidad estadounidense y habría muerto de una puñalada en el pecho. Según la cadena Al Arabiya, se trata de un profesor.

El director del principal hospital de Alejandría, Osama Abou El Sooud, ha explicado que el segundo manifestante ha muerto de camino al centro sanitario tras ser herido por perdigones.

Por el momento, se desconoce la afiliación política de ambos fallecidos.

La oposición ha informado de que han contabilizado al menos 420 heridos en los diferentes disturbios que se han producido en Egipto. Un total de 27 miembros de los Hermanos Musulmanes han sido detenidos por posesión de armas.

Por su parte, la organización islamista ha informado de que emprenderán acciones legales contra el Frente Nacional de Salvación, a quienes acusan de haber atacado la sede del Partido Libertad y Justicia en Alejandría, donde se han producido los peores disturbios.

La Policía egipcia ha lanzado gases lacrimógenos durante las manifestaciones ocurridas en esta ciudad, donde se han producido los peores disturbios. El Partido Alianza Popular Socialista ha informado en una nota de que uno de sus militantes ha resultado herido de bala en la protesta.

SITUACIÓN EN EL CAIRO

En El Cairo, miles de personas se han reunido en la plaza Tahrir al grito de "fuera, fuera" para pedir la dimisión de Mursi, recordando a las concentraciones en el mismo lugar en enero y febrero de 2011 en las que se pidió el cese del expresidente Hosni Mubarak.

En el Palacio Presidencial se han reunido alrededor de un millar de personas para pedir la dimisión de Mursi.

La oposición, que asegura que 13 millones de personas han firmado una petición para que el presidente dimita, ha convocado diversas movilizaciones como presión.