POLÍTICA

Los empresarios de la Calle Génova se quejan de los cortes de la calle en las protestas contra el PP (FOTOS)

20/07/2013 10:56 CEST | Actualizado 20/07/2013 10:56 CEST
I. ALONSO

Los empresarios y trabajadores que tienen sus establecimientos en las inmediaciones de la calle Génova están que trinan. Sus negocios se resienten después de meses de constantes cortes en la vía cuando se celebran protestas frente la sede del Partido Popular.

"Cada vez que hay una manifestación es horroroso, no avisan y no podemos trabajar", se lamenta Araceli. Esta empleada de una peluquería situada en el 14 de la calle Génova asegura que en más de una ocasión ha tenido que ir a buscar a clientes para que les dejaran acceder a la zona.

Desde comienzos de 2013, la Policía impide el tráfico y el acceso de peatones por esta céntrica calle madrileña cada vez que se organizan manifestaciones, o existe alguna posibilidad de que se produzcan, frente a la sede popular. "No avisan, no indemnizan", denuncia Luisa Fernanda Duque, empleada del restaurante La Fábrica, quien considera que el despliegue es excesivo "porque nunca hay altercados".

Este jueves, los antidisturbios volvieron a cerrar el tránsito de vehículos y peatones en la zona por la protesta organizada a través de internet contra "la España choriza".

Esa tarde, Duque y sus compañeros fumaban en la puerta de su establecimiento mientras a pocos metros de distancia cinco furgones de la policía y decenas de antidisturbios impedían la entrada y la salida de viandantes. "Incluso a nosotros nos toca acreditarnos, tenemos que enseñar el DNI, y esto lleva cortado desde las 19.50 o así", aseguraba.

"Antes sólo cortaban el tráfico, ahora rara es la semana que no bloquean totalmente el acceso a la calle", se queja el propietario de Urban Diner, Iván García. Este empresario que defiende que los manifestantes son pacíficos: "Ha habido veces que han cortado toda la noche y no ha pasado nada", cree que la medida es desproporcionada.

García considera que la solución pasa por que los afectados por los cierres de la zona que rodea a la sede del PP se asocien para emitir una queja conjunta.

LOS VECINOS TAMBIÉN SE QUEJAN

Empresarios, empleados y también los vecinos consideran negativo el precinto de Génova por este tipo de manifestaciones. Varios vecinos discutían este jueves con los policías en la esquina con la calle Argensola cuando los agentes les pedían que salieran de la zona o se marcharan a sus casas.

"Es una vergüenza, y nos quieren sacar alegando que somos un riesgo para los propios antidisturbios", se quejaba uno de ellos, quien también aseguraba que no se puede impedir a nadie caminar por la calle. "La gente tiene derecho a protestar", añadía.

OFRECIDO POR NISSAN