INTERNACIONAL

La ONU visitará este lunes el lugar del presunto ataque químico en Siria

25/08/2013 15:15 CEST | Actualizado 25/10/2013 11:12 CEST
GTRES

La misión de Naciones Unidas que investiga los ataques químicos en Siria visitará este lunes el lugar del supuesto asalto con armas biológicas de esta semana en los alrededores de Damasco, según un comunicado de la Secretaría General de la ONU.

"La misión se está preparando para realizar actividades de investigación 'in situ' a partir de mañana lunes, 26 de agosto", según el comunicado de la Secretaría General de Naciones Unidas, publicado poco después de que el Gobierno sirio aprobara "con efecto inmediato" la entrada de la misión en todas zonas donde presuntamente se han perpetrado ataques biológicos.

La ONU visitará la zona de Guta Oriental, a las afueras de Damasco, donde esta semana la oposición denunció la muerte de más de mil personas en un supuesto ataque del régimen con armas químicas. Ahora, los investigadores se encuentran en el país a tan solo unos 15 minutos de la zona de la masacre.

La Secretaría General de la ONU ha ordenado al jefe de la misión, el doctor sueco Ake Sellstrom "que se concentre en recabar información sobre el incidente del 21 de agosto", en referencia al supuesto ataque biológico en la localidad de Ghouta que, según Médicos sin Fronteras, costó la vida a al menos 335 personas y dejó más de 3.200 afectados.

"COOPERACIÓN NECESARIA"

El Gobierno sirio ha asegurado que prestará "la cooperación necesaria" y respetará el alto el fuego declarado en el lugar del presunto ataque, donde la misión de Naciones Unidas realizará la investigación.

La ONU termina su comunicado reiterando que tanto Gobierno como rebeldes "comparten la misma responsabilidad" a la hora de generar "de manera urgente" un "entorno seguro para que la Misión haga su trabajo con eficacia y aporte toda la información necesaria".

La tensión se ha elevado en la zona ante una posible intervención militar de EEUU. Después de que Obama dejase abierta una operación en Siria, el ministro de información del gobierno de Baschar Al Assa, Omran Zoabi, subrayaba que, en caso de que finalmente se produzca una intervención militar, ésta no sería un "picnic". En su opinión, "crearía efectos secundarios muy graves".

SIRIA HABLA DE "CONSPIRACIÓN BARATA"

Las especulaciones en torno a una operación sobre Siria han aumentado tras el supuesto ataque químico ocurrido el miércoles a las afueras de Damasco. Los rebeldes han culpado al régimen de estos bombardeos, algo que el Gobierno niega y a lo que ha respondido acusando a la oposición de recurrir a estas armas para forzar la entrada de la comunidad internacional.

Este domingo, el primer ministro sirio, Wael al Halqi, afirmó que las denuncias de que el régimen de Damasco ha usado armas químicas son "una conspiración barata y clara" impulsada por los rebeldes. En una reunión con el embajador chino en Siria, Zhang Xun, Al Halqi subrayó que esas alegaciones fueron hechas por "los grupos terroristas y yihadistas armados tras sentir su fracaso".

Estados Unidos, por su parte, ha desdeñado la aprobación emitida desde el régimen de Damasco al considerar que el permiso "llega demasiado tarde como para creérselo".