Lo que en principio debería ser un cambio intrascendente, podría enfurecer a buena parte de la parroquia madridista.

Tras la salida del alemán Mesut Özil y el brasileño Kaká del Real Madrid han quedado libres los dorsales 10 y 8. Una de las opciones que se barajan es que Isco se haga con el número 10.

¿Qué pasa con los aficionados blancos que adquirieron una camiseta del malagueño con el 23?

Desde la tienda oficial del Real Madrid aseguran que no se va a hacer nada hasta que el cambio de número se haga oficial. Y aun así, habrá que ver. Porque todo depende de la política que aplique en este caso la entidad blanca: o devolver el dinero, o cambiar una de las camisetas antiguas por otra actualizada. La tercera opción, que no se descarta, consiste en no hacer nada y recurrir al 'Lo sentimos, mala suerte'.

Aquellos que ya tienen una camiseta de Isco con el 23 han comenzado a expresar su preocupación en las redes sociales:

Loading Slideshow...