POLÍTICA

Alfonso Basterra, padre de la niña hallada muerta en Galicia, detenido tras el hallazgo de pruebas

25/09/2013 11:39 CEST | Actualizado 25/09/2013 23:52 CEST
EFE

El periodista Alfonso Basterra, padre de la niña que apareció muerta con signos de violencia en un municipio cercano a Santiago el pasado fin de semana, ha sido detenido esta tarde por su presunta implicación en el homicidio de la pequeña.

Fuentes de la investigación han asegurado a Europa Press que la Guardia Civil ha encontrado pruebas en la vivienda de Montouto, que ha sido registrada este miércoles, que lo incriminan. Aunque también cuentan con "otras evidencias", según la agencia de noticias.

Basterra fue imputado este miércoles, un día después que la madre de la menor, Rosario Porto, imputada por el mismo delito que su exmarido, debido a "incongruencias y ambigüedades" y por "versiones contradictorias" sobre la desaparición de la menor, han indicado a Efe fuentes policiales.

Una de esas presuntas "incongruencias y ambigüedades", han apuntado fuentes próximas al caso, se debe al hecho de que una de las cámaras visionadas por la policía tras el hallazgo del cadáver grabó a la madre y a la niña en el interior de un coche a una hora en la que, según el testimonio de la ahora imputada, la pequeña ya habría sido dada por desaparecida.

Según informa El País, el asesino de Asunta le suministró una fuerte dosis de un medicamento y la ató antes de asfixiarla. Los análisis de orina confirman que fue drogada y que el criminal buscó la manera de reducirla para que no opusiese resistencia mientras le tapaba las vías respiratorias con el fin de dejarla sin aire.

¿POR QUÉ NO DENUNCIÓ?

El cuerpo de Asunta fue hallado en la madrugada del domingo en una pista que discurre paralela a la carretera N-550. Los padres adoptivos de la niña denunciaron su desaparición en torno a las 22:00 horas del sábado.

En su primera declaración, la madre, que es abogada y excónsul de Francia en Galicia, aseguró que a principios del verano sorprendió a un hombre en su casa de Santiago, que había intentado asfixiar a Asunta y que, al percatarse de su presencia, huyó.

Sin embargo, la madre no presentó denuncia por este hecho, algo que ha extrañado a los investigadores, según informa EFE, que mantienen abierto el proceso de investigación centrándose en el entorno familiar de la niña y el círculo próximo a los padres.