POLÍTICA

Cospedal considera el ataque a una sede del PP de "prueba" para ilegalizar Bildu

05/10/2013 16:19 CEST | Actualizado 05/10/2013 16:19 CEST
EFE

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha señalado este sábdo que el ataque de simpatizantes de la izquierda abertzale a la sede del PP en San Sebastián, que precintaron con carteles a favor de los presos de ETA, debe considerarse, "por supuesto", como "una prueba" a tener en cuenta con "muchas otras" si se estudia la ilegalización de Bildu.

En declaraciones a los periodistas en Toledo, tras participar en un acto del PP sobre pensiones, Cospedal ha respondido así a preguntas de los periodistas sobre el incidente que se produjo este viernes cuando un grupo de simpatizantes de la izquierda abertzale precintó con carteles a favor de los presos de ETA la entrada de la sede del PP en San Sebastián.

La "número dos" de los populares ha condenado "tajantemente" la "agresión sufrida" por su partido, y ha advertido que este incidente no le va a servir a los radicales "absolutamente para nada".

Aquellos que "defienden y siguen defendiendo la violencia no van a lograr ningún objetivo" con ataques como éstos, porque cuando "mataban, secuestraban o extorsionaban" a los miembros de su partido "el PP siguió ahí", y por eso ahora va a seguir "defendiendo la libertad", ha subrayado.

"Ni nos van a hacer callar ni nos van a amedrentar ni nos van a echar", ha insistido Cospedal.

A preguntas de los periodistas sobre si este último episodio puede ser considerado una prueba por la Fiscalía si se estudia la ilegalización de Bildu ha señalado: "Por supuesto es una prueba que se tiene que tener en cuenta como muchas otras".

Y ha añadido que "lo que queda bien claro" es que se trata de "actos de violencia, extorsión y coacciones a un partido político y a unas personas que piensan diferente de aquellos que utilizaron el terror en el pasado para conseguir sus propósitos".