POLÍTICA

El CNI dice que sus agentes no salen "de caza" y que no ha espiado a políticos

06/11/2013 15:16 CET | Actualizado 06/11/2013 15:16 CET
EFE

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ha defendido ante los portavoces del Congreso que sus agentes no salen de "caza" ni utilizan "atajos" ilegales y ha negado de forma tajante que hayan espiado a políticos o empresarios en territorio nacional.

Así lo ha puesto de manifiesto su director, Félix Sanz Roldán, en la Comisión de Secretos Oficiales de la Cámara Baja, según fuentes parlamentarias consultadas por Efe.

Sanz Roldán ha afirmado también que todas las comunicaciones que intercepta el CNI en España -unas mil cada año- se hacen con autorización judicial y debidamente motivadas.

Sobre la posibilidad de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hubiera sido espiado por algún servicio de inteligencia, ha asegurado tener la certeza a un 99,9%, de que esas escuchas no se han producido.

No obstante, el responsable del CNI ha recomendado al presidente del Congreso, Jesús Posada, que instale en la Cámara Baja un sistema "antiescuchas" para garantizar la inviolabilidad de las comunicaciones en sede parlamentaria, aunque ha aclarado que no tiene indicios de que se haya producido alguna escucha ilegal.

LA RELACIÓN CON LA NSA

En la reunión a puerta cerrada de la Comisión de Secretos Oficiales, Sanz Roldán ha rechazado que el CNI haya proporcionado a la Agencia de Seguridad Nacional de EUUU (NSA) datos relevantes al margen de los acuerdos bilaterales sobre terrorismo, crimen organizado, ciberespionaje o inmigración ilegal.

Preguntado si la NSA ha podido operar ilegalmente en España, el director del CNI ha reconocido que los servicios secretos estadounidenses se rigen por sus propias leyes, en concreto la "Patriot Act" sobre lucha contra el terrorismo, y no por las normas de los países donde están desplegados.

En este sentido, ha reconocido que España ha expulsado a nueve agentes -sin especificar fecha o país de origen- por actividades ilegales.

No obstante, ha garantizado que desde el pasado mes de junio no funciona en la Embajada de Estados Unidos en Madrid ningún sistema de escuchas, aunque no ha concretado si antes sí lo tuvo.

EL CNI NO UTILIZA EL SISTEMA PRISMA

El sistema que emplea EEUU se denomina Prisma y el CNI no cuenta con él, según han indicado las fuentes consultadas.

Considera Sanz Roldán que las filtraciones demuestran que la NSA no ha cumplido con su obligación de custodiar la información que recaba, aunque también cree que algunas de las noticias aparecidas contienen interpretaciones erróneas.

En concreto, ha afirmado que los sesenta millones de metadatos que la NSA habría recabado en poco más de dos semanas no se corresponden con sesenta millones de llamadas o correos electrónicos.

Ha explicado que cada llamada contiene decenas de metadatos, como el número que llama, la hora o el lugar de la comunicación, por lo esos 60 millones de metadatos corresponderían a poco más de 2 millones de comunicaciones interceptadas.

En todo caso, ha aclarado Sanz Roldán según las fuentes, el contenido de las llamadas o los correos no formarían parte de la información recabada por el servicio secreto.

Además, ha informado de que todos los agentes del CNI que trabajan en un país aliado lo hacen con el conocimiento del país anfitrión, cosa que no puede decir de algunos de los agentes extranjeros que operan en España

NOTICIA PATROCINADA