INTERNACIONAL

Kim Jong Un se vanagloria de ejecutar a la "escoria disidente" como su tío

01/01/2014 16:58 CET | Actualizado 01/01/2014 16:58 CET
REUTERS

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, ha asegurado en su discurso de Año Nuevo que el régimen se ha fortalecido tras deshacerse de la "escoria disidente", en referencia al cese y ejecución de su tío Jan Song Thaek, que hasta finales de 2013 había sido el "hombre fuerte" del Gobierno de Pyongyang.

Kim ha abogado también por mantener unas mejores relaciones con la vecina Corea del Sur y ha advertido de que una guerra entre ambos países llevaría a un desastre masivo nuclear que afectaría también a Estados Unidos.

Kim, que representa la tercera generación de la familia gobernante Kim en Corea del Norte, no ha hecho referencia por su nombre a su tío Jang Song Thaek, que fue ejecutado en diciembre de 2013 por delitos contra el partido único, el Partido de los Trabajadores.

"Nuestro partido tomó una medida contundente para deshacerse de la escoria disidente que había penetrado en el partido", ha afirmado Kim, en su discurso de Año Nuevo difundido por la cadena de televisión estatal.

"NUESTRA UNIDAD SE HA FORTALECIDO CIEN VECES"

"Nuestra unidad se ha fortalecido cien veces y el partido y las líneas revolucionarias se han vuelto más sólidas con la purga de las facciones antirevolucionarias y antipartido", ha proclamado Kim.

Tras la repentina muerte del anterior mandatario, el padre de Kim, Kim Jong Il, en diciembre de 2011, Jang ejerció como tutor de su joven sobrino hasta que consolidó su mando. Con la purga, Kim ha acabado con el único hombre que hasta entonces podía suponer una amenaza para su mandato.

El llamamiento de Kim para mejorar las relaciones con Corea del Sur llega después de que el régimen norcoreano advirtiera en diciembre de 2013 que podría atacar territorio surcoreano sin previo aviso. "Es la hora de poner fin a los abusos y las calumnias que sólo sirven para hacer daños. Intentaremos mejorar las relaciones entre el norte y el sur", ha afirmado el líder norcoreano, que ha advertido de que la península coreana está cubierta por "nubes oscuras de guerra nuclear".