INTERNACIONAL

Una empresa española, entre las 14 candidatas a destruir los residuos del arsenal sirio

20/01/2014 17:55 CET | Actualizado 20/01/2014 17:59 CET
EFE

Un total de catorce empresas privadas, entre ellas una española, han sido preseleccionadas para destruir 500 toneladas de los restos del arsenal de armas químicas sirio.

Según ha anunciado este lunes la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW) en un comunicado, entre las catorce empresas que optarán a destruir los productos químicos y residuos resultantes de la neutralización del "instalaciones comerciales fuera de Siria" figura la empresa SITA Ibérica.

La empresa española candidata a deshacerse de los residuos sirios está basada en Barcelona. Se dedica a la gestión de residuos peligrosos y a la prestación de servicios medioambientales a empresas industriales, y tiene sedes en Tarragona, Castellón, Madrid, Zaragoza, Álava y La Coruña.

Un representante de Sita Ibérica asegura, en declaraciones a El Huffington Post, que los residuos "no tienen ningún tipo de riesgo más allá del normal en esos productos". Afirma que son principalmente residuos orgánicos, un tipo de desecho que produce también la industria del automóvil y que la empresa ha gestionado en numerosas ocasiones.

La empresa no quiere pronunciarse sobre el lugar donde llevaría a cabo la destrucción de los residuos. "Preferimos no dar detalles, creemos que nos podría perjudicar". Sin embargo, todo parece indicar que será en Tarragona, lugar donde la empresa tiene una sede y donde EEUU ha pedido a España que se descarguen estos residuos, según adelantó El Periódico de Catalunya.

Las ofertas han sido abiertas en un acto celebrado este lunes en la sede de la OPCW en La Haya, al que han asistido representantes de las empresas interesadas, entre las que hay cuatro estadounidenses, dos francesas y dos británicas, entre otras. El plazo para presentar las ofertas vencía el domingo.

Ahora, "la OPCW realizará una evaluación técnica y comercial de las ofertas y anunciará el ganador a principios de febrero", ha precisado el organismo.