POLÍTICA

El obispo Uriarte pide a Rajoy que "dulcifique" la política penitenciaria

26/01/2014 15:44 CET | Actualizado 26/01/2014 15:45 CET
EFE

El obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, ha pedido al Gobierno dar un paso en el proceso de paz en Euskadi y "dulcificar" la política penitenciaria.

Uriarte ha recibido uno de los premios que entrega la Fundación Sabino Arana en Bilbao, en una gala que preside el lehendakari, Iñigo Urkullu, en reconocimiento a su "significativa contribución" a la paz y reconciliación en Euskadi.

[PARTICIPA EN NUESTRO DEBATE SOBRE POLÍTICA PENITENCIARIA]

En una conferencia de prensa previa junto con el resto de galardonados con los Premios Sabino Arana 2013, el obispo emérito ha opinado que el proceso de pacificación en Euskadi está "bastante estancado" y ha avisado del riesgo de que "de alguna manera se pudra", pese a considerar "prácticamente imposible" un "deterioro" que lleve a la situación anterior de violencia.

Ha abogado por que ciudadanos, instituciones y responsables de la Iglesia trabajen para estimular a los "principales actores" a que no dejen que se "duerma" o se difiera "'sine die' este proceso de paz y reconciliación que tanto necesitamos después de 50 años de sobresalto".

A su juicio, deben darse pasos por parte de todos los agentes implicados, entre ellos ETA, "entregando" las armas y abandonándolas definitivamente y "autodisolviéndose", y también el Gobierno, "por ejemplo, dulcificando, adaptando y actualizando la política penitenciaria".

"TODAS LAS VÍCTIMAS"

Monseñor Uriarte también se ha referido a las víctimas de la violencia, a "todas las víctimas -ha puntualizado-", para abogar por el perdón "en el momento en el que puedan ser capaces" de otorgarlo, aunque ha reconocido que es "difícil pedírselo" porque son "el rostro más desgarrado y desgarrador de este duro espacio de 50 años".

Según ha dicho, a las víctimas "se les pide también ese gesto difícil, doloroso de generosidad, que es importante para recoser los tejidos desgarrados de una comunidad que ha demostrado que quiere seguir viviendo unida".

Uriarte ha afirmado que unas veces con mayor acierto y otras con menos, ha dedicado "apasionadamente" una parte de su vida a promover la reconciliación en Euskadi, "sin olvidar" que ésta reclama que se desvele "toda la verdad de los desmanes cometidos, se aplique la Justicia con humanidad y se prepare por medio del diálogo sincero, que busca la convergencia", ha indicado.

Durante la gala de entrega de los galardones en su XXV edición, el presidente de la Fundación Sabino Arana, Juan Mari Atutxa, ha indicado que "un día la paz será el premio" y ha considerado que será "la paz del diálogo, de la reconciliación, de la mano tendida".

Atutxa ha lamentado que "hay quien se empeña en poner palos en la rueda de la paz".