INTERNACIONAL

Rajoy esgrime la herencia recibida incluso ante sus socios europeos

07/03/2014 14:45 CET | Actualizado 07/03/2014 15:00 CET

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se ha abonado desde el arranque de su mandato al mantra de la 'herencia recibida'. Y eso que, al tomar posesión de su cargo, prometió que nunca justificaría sus actuaciones en función de lo que hubiera hecho su antecesor.

Fue una más de las decenas de promesas que el líder del Ejecutivo ha incumplido.

Ese recurso a la herencia recibido también lo ha utilizado Rajoy este viernes en el congreso del Partido Popular Europeo (PPE) en Dublín al señalar que los gobiernos conservadores han recibido "herencias que a nadie le hubiera gustado recibir" pero han sido los que han tomado las decisiones "valientes" que hacía falta tomar. "Las cosas han cambiado, y se debe sobre todo al compromiso de quienes formamos parte del Partido Popular Europeo", ha presumido.

Rajoy ha dedicado buena parte de su discurso hoy en Dublín a destacar los esfuerzos de todos los países de la UE para superar la crisis, y ha señalado que por esa razón todos deben sentirse todos "orgullosos" de su tarea, pese a admitir que, en España, que mucho por hacer porque se mantienen problemas como el del desempleo, especialmente elevado en España.

Ha mostrado su satisfacción por el hecho de que los Estados miembros de la UE hayan sido capaces de trabajar unidos y ayudarse unos a otros para superar esta crisis que, ha dicho, espera quede pronto atrás.

El presidente español ha apuntado por otra parte que la Unión Europea se juega "mucho" en los comicios del 25 de mayo, de cuyo resultado "depende que la UE sea capaz de seguir construyendo un proyecto común o que lo deshagan los antieuropeos".

Y por eso ha pedido al candidato que se elija hoy, ya sea Jean Claude Juncker o Michele Barnier, que "gane las elecciones". Aunque ha admitido que la tarea que el candidato tiene por delante no es fácil, le ha prometido el apoyo de todo el PPE.

NOTICIA PATROCINADA