INTERNACIONAL

La derecha gana la primera ronda de las elecciones municipales en Francia, según los sondeos

23/03/2014 21:26 CET | Actualizado 23/03/2014 21:26 CET
EFE

Las formaciones de derecha, con la Unión por un Movimiento Popular (UMP) al frente, serían las vencedoras de la primera ronda de las elecciones municipales celebradas este domingo en Francia con en torno a un 45% de los votos, por delante de la izquierda, liderada por el Partido Socialista (PS), que obtendría sobre un 40% de los votos, según los sondeos a pie de urna.

La encuesta a pie de urna publicada por Le Figaro y elaborada por OpinionWay pronostica además en torno a un 7% de apoyo para el ultraderechista Frente Nacional, que además sería la formación más votada en municipios importantes como Aviñón, Beziers, Forbach o Henin-Beaumont.

Una segunda encuesta, elaborada por BVA, apunta a que la derecha lograría el 48% de los votos, mientras que la izquierda se situaría en torno al 43% y confirma el 7% del Frente Nacional.

MARIE LE PEN, SATISFECHA CON LOS RESULTADOS

"El Frente Nacional ha llegado como una fuerza independiente importante, una fuerza política tanto a nivel nacional como local", ha destacado la líder del Frente Nacional, Marine Le Pen, en declaraciones a la cadena de televisión TF1.

La segunda ronda se celebrará el próximo domingo. En total cerca de 45 millones de votantes, incluidos 280.000 ciudadanos de la UE, están llamados a las urnas para elegir a los alcaldes y concejales de los cerca de 36.700 municipios del país, puestos para los que se han inscrito 926.068 candidatos.

En estos comicios se eligen en realidad a los miembros del consejo municipal de los cerca de 36.700 ciudades y pueblos galos, pero los resultados determinan el nombre del alcalde, puesto que corresponde al que encabeza la lista vencedora.

PARÍS, UNA DE LAS CLAVES

París, que se encuentra en manos socialistas desde 2001, es una de las ciudades clave de este escrutinio, dado que una victoria allí por parte de la UMP le permitiría eclipsar las pérdidas en otras urbes, de la misma manera que lo haría para el Partido Socialista ganar Marsella.

Una de las notas más destacadas de la jornada podría ser la alta abstención, ya que hasta las 17.00 horas se había registrado apenas un 54,72% de participación, casi dos puntos menos que en 2008 a esa misma hora. Las proyecciones sitúan la abstención en torno al 35%.

Estos comicios eran la primera gran prueba electoral para el presidente francés, el socialista François Hollande, que llegó a la Presidencia en mayo de 2012, pero que desde entonces ha visto cómo caía radicalmente su popularidad.

ELECTRIFY THE WORLD