INTERNACIONAL

2.417 personas fallecieron en junio en Irak, tres veces más que el mes anterior

01/07/2014 10:38 CEST | Actualizado 01/07/2014 10:38 CEST
REUTERS

2.417 personas han fallecido en la ola de violencia que comenzó en junio en Irak. Es una cifra dramática, sobre todo cuando se la compara con las 800 víctimas que hubo en mayo.

Según los datos publicados este martes por la misión de Naciones Unidas en el país (UNAMI), se han registrado también 2.287 heridos desde que comenzó la ofensiva de los insurgentes suníes del Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS, según sus siglas en inglés).

UNAMI eleva en unos 400 fallecidos la cifra del Gobierno iraquí, que ha detallado que son 1.531 son civiles y 886 efectivos de seguridad.

Al menos 470 personas han muerto en la provincia de Nínive y 365 en la de Saladino (al norte de Bagdad), las zonas más afectadas por los combates entre el Ejército y los milicianos yihadistas.

La misión de Naciones Unidas ha instado a los líderes políticos a "trabajar juntos para frustrar los intentos de destruir a la sociedad iraquí" y a recurrir a una solución política y no solo militar.

El balance de la UNAMI no incluye a las víctimas de la operación del Ejército en la provincia occidental de Al Anbar, feudo del Estado Islámico, que hace dos días declaró un "califato" en zonas de Irak y Siria.

ADEMÁS: