POLÍTICA

Mas sacará urnas y papeletas el 9-N en "una consulta anticipada"

14/10/2014 10:02 CEST | Actualizado 14/10/2014 13:29 CEST

Tras renunciar a convocar un referéndum en los términos decretados, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, ha desvelado este martes su plan ‘b’: una consulta “anticipada” el 9-N con locales, urnas y papeletas como un paso de “gigante” hacia la votación definitiva que se haría a través de unas elecciones plebiscitarias.

Mas ha comparecido en el Palau de la Generalitat para explicar su ruta alternativa para que los catalanes voten una vez se ha resquebrajado el consenso entre los partidos proconsulta (CiU, ERC, CUP e ICV-EUiA) por la forma de articular el referéndum.

En la reunión que mantuvieron este lunes en el Palau de Pedralbes, Mas expuso a sus socios su plan alternativo ante la suspensión cautelar de la consulta por parte del Tribunal Constitucional y les pidió una posición concreta. No hubo acuerdo y ahora el president ha puesto en marcha un proceso alternativo en solitario.

“Seguimos adelante con la consulta”, ha advertido al inicio de la rueda de prensa de casi dos horas Mas, que ha especificado que ha ideado una votación en locales principalmente de la Generalitat con la misma pregunta acordada a finales del año pasado.

En ella podrán votar todos los catalanes mayores de 16 años, que deberán registrarse ese mismo día con su DNI. Para hacer factible este proceso se va a pedir la colaboración de unos 20.000 voluntarios para que estén en las mesas y también se requerirá el apoyo de ayuntamientos.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

¿Y en base a qué lo va a hacer? Mas no ha especificado en qué ley se va a amparar para celebrar esta votación -no quiere “dar pistas” al Gobierno, ha reconocido-, pero se aferra al marco legal de que la Generalitat tiene la competencia del fomento de la participación ciudadana.

Y todo ello para dar un “paso gigante” en el proceso soberanista, que debería culminar en una consulta “definitiva” en forma de elecciones plebiscitarias en las que se deberían presentar los partidos proconsulta en una lista común y con un programa pactado. Este sería el verdadero referéndum y el mandato para iniciar un proceso constituyente debería arrancar con una mayoría absoluta.

Pero por ahora, ha continuado Mas, no todas las fuerzas están por la labor de estas plebiscitarias. “Les da pereza” a algunos, según el jefe del Ejecutivo autonómico, que ha dicho que ahora no existe el consenso suficiente para lanzar esta convocatoria y ha subrayado que no puede propiciar estos comicios en las condiciones actualez.

“EN DEFENSA PROPIA”

Antes de que Mas se enfrentara a las preguntas de los periodistas, desde Madrid, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, decía a primera hora que era una “excelente” noticia que el jefe de la Generalitat hubiera renunciado anoche a la consulta en los términos decretados.

“A veces las noticias excelentes sólo duran unas horas”, le ha replicado Mas, que ha sentenciado que el “adversario es el Estado español”. El nacionalista ha lanzado la idea durante su algo más de hora y cincuenta minutos de comparecencia de que el enemigo es el Gobierno que no permite a los catalanes pronunciarse y está a “cientos de kilómetros”. “No está a decenas”, ha indicado como señal para intentar no romper definitivamente con el resto de partidos soberanistas.

Su reacción, ha defendido, es la de actuar "en defensa propia" porque la “agresión es muy grave”. Su desafío a Rajoy se mantiene, las urnas saldrán a la calle.

Por eso, Mas sabe que ahora el “éxito” de la convocatoria pasaría por una movilización masiva. “Necesitamos más gente que nunca”, ha proclamado ante las cámaras.

El Gobierno está muy atento a todos los pases que se den de nuevo a partir de ahora y está dispuesto a recurrir de nuevo ante el Constitucional si el plan b de Mas vuelve a exceder las competencias autonómicas, según ha explicado el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

RUMBO DE UNAS “ELECCIONES PLEBISCITARIAS”

Mas ha desvelado que los otros partidos proconsulta no están a favor del camino escogido por el Govern, pero que le han trasladado que estarían dispuestos a apoyar la fórmula.

Lo que ha rechazado el político barcelonés es una declaración unilateral de independencia -propuesta lanzada este lunes por la noche por parte de ERC tras la renuncia de la consulta oficial-. Según Mas, en un “país serio” se debe hacer a través de un referéndum y esto en España solo sería posible a través de unas elecciones plebiscitarias que funcionaran a modo de consulta definitiva.

De esta manera, Mas da un paso más y ya habla de elecciones como fórmula superior al 9-N, extremo que había dejado en segundo plano durante las últimas semanas. Este tipo de comicios es lo que más preocupa al Gobierno de Rajoy, a juicio del nacionalista.

"La consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto, con lista conjunta y programa conjunto", ha subrayado en un discurso plagado con la misma filosofía final: "Si Cataluña quiere resolver este tema con toda la seriedad y consecuencias posibles, no tendrá más remedio que hacer elecciones ordinarias pero que los partidos pueden transformar en un referéndum".

Mas lo tiene claro: “Este país tiene que votar”. Hoy se ha abierto una “nueva etapa” en este proceloso capítulo del proceso catalán. Hay que escuchar bien sus palabras porque el propio president ha revelado que, a pesar de todo lo que está viviendo, no piensa escribir un libro.

La comparecencia de Mas, en frases

Reacciones

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

OFRECIDO POR NISSAN