POLÍTICA

Guerra asiste a su última sesión en el Congreso (FOTOS)

18/12/2014 14:01 CET | Actualizado 18/12/2014 14:05 CET
EFE

'Se acabó... porque yo me lo propuse'. El veterano dirigente socialista Alfonso Guerra se ha despedido este jueves de su escaño en el Congreso tras 37 años en el hemiciclo.

A los periodistas les ha dicho que vive esta situación "con normalidad" y que es "bastante dulce marcharse con el apoyo de los propios y el respeto de los ajenos".

En declaraciones en los pasillos de la Cámara Baja, Guerra ha detallado que durante sus últimos días en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo son muchas las personas que se han acercado para despedirse de él.

Según ha narrado, unas lo han hecho para dejarle claro que coinciden con sus posiciones políticas y otras, de otros partidos, para mostrarle su "respeto". "Es una fruta bastante dulce marcharse con el apoyo de los propios y el respeto de los ajenos", ha reconocido.

alfonso guerra

LO QUE VA A ECHAR DE MENOS

Guerra ha decidido que este sea su último día como parlamentario porque es en la sesión plenaria de este jueves cuando se aprueban definitivamente los Presupuestos Generales del Estado para 2015 y quería dejar este trámite completado como presidente de la Comisión de Presupuestos que todavía es.

El que fuera vicepresidente del Gobierno y vicesecretario general del PSOE ha destacado que tiene una "gran capacidad de adaptación" y que en general su vida no va a cambiar. "En el grueso de mi vida voy a hacer lo mismo, con la diferencia de que no vendré al Congreso de los Diputados", ha comentado, incidiendo que no va a vivir este cambio como "una fractura ni como un tránsito".

En este sentido ha reconocido que lo único que "probablemente" vaya a "echar en falta" es "la imagen del hemiciclo". "Lo demás, no", ha sentenciado, incidiendo en que "la vida está llena de una acumulación de datos y vivencias y que todas quedan en las alforjas", pero que él seguirá "viviendo normalmente".

alfonso guerra

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...