TENDENCIAS

'Galveston', de Nic Pizzolatto: mejor final que el de 'True Detective'

29/12/2014 09:16 CET | Actualizado 29/12/2014 09:16 CET

2014-12-22-Galveston_300_RGB.jpg

Título: Galveston

Autor: Nic Pizzolatto

Editorial: Salamandra

Páginas: 282

Precio: 9,49 euros en kindle, 17,10 euros en tapas blandas.

Fecha de Lanzamiento: 28 de agosto de 2014

¿De qué va?

Roy Cody es un matón vestido de vaquero que opera en Nueva Orleans. El mismo día que se entera de que tiene cáncer, su jefe decide liquidarle por una mujer. Al escapar por los pelos de sus verdugos conoce a Rocky, una prostituta adolescente que ha perdido el rumbo. Juntos emprenden la huida buscando un significado a sus vidas y un nuevo comienzo. Pero los demonios de Roy le persiguen y Rocky no le ha contado toda la verdad.

¿Por qué se habla tanto de este libro?

Es el debut como novelista de Nic Pizzolatto, que ha saltado a la fama este año con la multipremiada y aplaudida serie True Detective. Galveston se sitúa de nuevo en el género negro que tan cómodo hace sentir a su autor y todos se preguntan: ¿Está a la altura de la serie protagonizada por Matthew McConaughey y Woody Harrelson?

LEE LAS PRIMERAS PÁGINAS DE 'GALVESTON'

¿Quién lo escribe?

El creador, productor y guionista de True Detective se crió en una comunidad rural pobre de Luisiana en el seno de una familia italoamericana de bajos recursos. Pasó una infancia muy dura e infeliz en un lugar "lleno de gente pobre, analfabeta y estúpida, fanáticos religiosos que se dedicaban a emborracharse, pegarse y engañarse", en sus propias palabras.

Se fue de casa con 17 años, estudió en la universidad y compaginó durante años trabajos varios con la escritura de relatos, recopilados en el libro Between Here and the Yellow Sea (inédito en España). La premiada serie de la HBO lo ha convertido en un referente de la edad de oro de la televisión que vivimos en la actualidad.

Nuestra opinión:

Galveston es inevitablemente comparada con True Detective, la serie que ha hecho famoso a Pizzolatto. Ambas son de género noir, con personajes destrozados moralmente que se mueven en ambientes sórdidos de EEUU. Las tramas tiene poco que ver: True Detective mantiene en vilo, es una versión más moderna del whodunnit, el "quién es el 'asesino". Galveston tiene un ritmo mucho más pausado: la mayor parte de sus páginas recogen reflexiones del protagonista sobre la vida, la sociedad, el mundo.

Cohle es un personaje mucho más carismático que cualquiera que se pasee por este libro. El protagonista de Galveston, Roy, es el típico matón grandote y sin muchas luces. Sin embargo, el autor parece que no se decide sobre su profundidad psicológica: a ratos, la narración en primera persona es vulgar y superficial, casi gratuita (particularmente en lo referente a la sexualidad de los personajes femeninos); otras veces, la voz de Roy parece la de una persona con un rico mundo interior y una mente filosófica y aguda, incluso poética.

Los diálogos no son brillantes pero las descripciones ambientan a la perfección, resulta muy sencillo imaginarse cada lugar por el que pasan Roy y Rocky, cómo es cada persona que se encuentran. Hacia la mitad del libro Pizzolatto empieza a jugar con la línea temporal, como tanto le gusta hacer, mostrando flashforwards imposibles de interpretar sin haber leído el final. Los últimos capítulos tienen mucho ritmo, acción y violencia, un terreno en el que el autor se mueve como pez en el agua.

El final resulta bastante más digno que el de la serie de HBO. Roy se mantiene fiel a su personalidad y el mundo resulta ser tan turbio y oscuro como lo ha ido retratando Pizzolatto. No hay deus ex machina, no hay súbitas iluminaciones ni cambios radicales en la visión del mundo de los personajes. El cambio temporal y ambiental resulta perfecto para el desenlace. Aunque la pertinencia e importancia del título son muy discutibles, Galveston deja satisfecho.

Aquí puedes leer una entrevista con Nic Pizzolatto, escritor de Galveston y creador, productor y guionista de True Detective.

MÁS LIBROS DE 2014:

  • #Podemos. Deconstruyendo a Pablo Iglesias, de varios autores
  • Así empieza lo malo, de Javier Marías
  • Lolito, de Ben Brooks
  • El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre, de Neil Gaiman
  • Canciones de amor a quemarropa, de Nickolas Butler
  • El umbral de la eternidad, de Ken Follett
  • El balcón en invierno, de Luis Landero
  • La analfabeta que era un genio de los números, J. Jonasson
  • Alguien dice tu nombre, de Luis García Montero
  • Las tres bodas de Manolita, de Almudena Grandes
  • El Jilguero, de Donna Tartt
  • La rubia de ojos negros, de Benjamin Black
  • Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre
  • Nobles y rebeldes, de Jessica Mitford
  • Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter