POLÍTICA

Críticas e ironía ante el optimismo de Rajoy respecto a 2015

27/12/2014 14:21 CET | Actualizado 27/12/2014 14:26 CET

"2015 será el año del despegue definitivo de la economía". Esta frase del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su balance del 2014 en el Palacio de La Moncloa, ha provocado la crítica de la oposición y algunos editoriales, así como la ironía de las redes sociales.

Desde Pedro Sánchez, líder del PSOE, que instó a Rajoy a "no utilizar la palabra recuperación en vano", hasta Rosa Díez, para quien las palabras del presidente fueron "un mal mítin del PP"; todos los partidos políticos han castigado el triunfalismo del jefe del Ejecutivo.

"Saca pecho de una recuperación que siguen sin notar las familias y los asalariados", declaró ayer Matías Alonso, secretario general de Ciudadanos, tras escuchar el balance de Rajoy.

"Ignora y esconde la realidad de la calle", le reprochaba Joan Coscubiela, portavoz de ICV en el Congreso, quien aprovechó para cargar contra la exigua subida del Salario Mínimo y la mínima revalorización de las pensiones tildándolas de "parches para intentar esconder la obsesión recentralizadora del PP".

Josep Antoni Duran Lleida, portavoz de CiU en el Congreso, asegura entender "que un gobernante debe trasladar confianza y esperanza a la sociedad", pero le critica que acudiera "al triunfalismo sin incorporar una profunda autocrítica".

"Desempleo, facturas de luz y gas de escándalo, un IVA inasumible en material escolar y en compras en general, trabajos con condiciones y salarios propios del siglo XIX, y unos salarios de miseria", relataba este viernes la portavoz del BNG, Olaia Fernández, para recordar a Rajoy que con tal panorama "no hay recuperación posible".

Cayo Lara, coordinador de IU, también considera "triunfalista" que Rajoy hable "de recuperación económica y despegue en 2015". "No creemos en lo uno ni en lo otro", agregó.

Desde Podemos, su secretario de Política, Iñigo Errejón, considera una "broma de mal gusto" y un "insulto" que Rajoy hable de despegue en 2015 y considera que "o está haciendo un spot publicitario o habla de un país que no conoce".

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, fue el primero en reaccionar al discurso de Rajoy afirmando que "la crisis no es historia" y que "para el PSOE no lo va a ser hasta que recuperemos los niveles previos a la crisis". "Es ndecente e injusto un Gobierno que decreta el fin de la crisis siga recortando en sanidad y educación públicas, en prestaciones sociales a los desempleados y suba solo tres euros el salario mínimo", añadió.

EDITORIALES CRÍTICOS

Pero los políticos no han sido los únicos en criticar las palabras de Rajoy sobre el supuesto "despegue" de la economía. Algunos editoriales, como el de El País, enfrían el optimismo del presidente al asegurar que, "una cosa es certificar que la recesión ha quedado atrás y otra muy distinta es asegurar que el año próximo verá el despegue definitivo de la economía". "La mejora de 2014 deberá compararse, para sostener el mensaje, en una comparación con los trimestres anteriores a la crisis. En esa comparación, el balance de fin de 2014 nos dice que todavía hay que recorrer la mitad del camino hasta llegar 'al despegue definitivo'", añade este diario.

Desde El Periódico de Catalunya también critican el optimismo del jefe del Ejecutivo:

"Ayer, de los 20 minutos que duró su intervención inicial, 15 los dedicó a efectuar un optimista balance del año que acaba (...) Es evidente que se observan signos de recuperación de la actividad económica, pero eso no autoriza el triunfalismo de Rajoy".

En La Vanguardia recuerdan a Rajoy que "el principal problema que tiene el partido en el Gobierno, ante la triple cita electoral del año próximo, es que la recuperación de la que habla el presidente, y que los datos macroeconómicos avalan, no llega todavía con intensidad a la gente ni al conjunto del país, que aún sufre una tasa de paro del 24%". Y su director, Màrius Carol, dedica La Segunda a aconsejar al presidente que se ocupe más del presente y no tanto del futuro usando palabras del escritor Josep Pla: "Lo único que sabemos de cierto es que, desde que todo el mundo se ocupa del futuro, no se puede comer una tortilla decente".

IRONÍA EN LAS REDES SOCIALES

Tampoco las redes sociales se han quedado atrás en la irónica crítica a Rajoy: