INTERNACIONAL

Boko Haram intensifica su violencia en Nigeria

10/01/2015 18:47 CET | Actualizado 10/01/2015 18:47 CET
AFP

Al menos 20 personas murieron este sábado y otras 18 resultaron heridas en un ataque suicida con bomba perpetrado supuestamente por una menor en un popular mercado de la localidad nigeriana de Maiduguri, en el estado norteño de Borno, confirmó la Policía.

"Hay 20 muertos y 18 heridos, incluyendo la suicida que detonó el explosivo", informó el portavoz de la Policía de Borno, Gideon Jibrin, citado por el diario nigeriano PM News.

Sin embargo, los servicios de emergencia siguen trabajando en el lugar de los hechos para rescatar y atender a las víctimas, y no se descarta que la cifra de muertos ascienda debido al gran número de heridos.

El ataque ocurrió sobre las 12.20 hora local (11.20 GMT), cuando una menor -de no más de 10 años- se inmoló en el mercado, que estaba abarrotado de gente, según explicó una fuente de seguridad citada por el rotativo Premium Times.

"Su cuerpo quedó completamente destrozado", explicó esta fuente, que señaló que el ataque tuvo lugar poco después de que la Policía detuviera a otro supuesto terrorista en la misma zona.

El mercado se ha convertido en un objetivo de las terroristas suicidas, ya que el pasado 1 de diciembre dos mujeres se inmolaron y causaron al menos diez muertos en este mismo lugar.

ZONAS DE BOKO HARAM

Por eso, el pánico se ha adueñado de inmediato de Maiduguri, la capital del estado de Borno, una de las zonas más devastadas por la violencia del grupo terrorista Boko Haram.

Aunque nadie ha reivindicado el atentado, todas las sospechas apuntan a Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales.

La secta islámica, que lucha por instaurar un estado islámico en Nigeria, mantiene una sanguinaria campaña en el país, donde han muerto más de 3.000 personas en lo que va de año, según datos del Gobierno nigeriano.

EL PEOR ATAQUE DE BOKO HARAM

El atentado se produce a la par que se conocen informaciones de la ONG Amnistía Internacional que apuntan que el ataque perpetrado el pasado fin de semana por Boko Haram en la ciudad de Baga, en el noreste de Nigeria, podría haber sido el más letal jamás perpetrado por el grupo al haber dejado, según cifras todavía no confirmadas, más de 2.000 muertos.

"Parece que el ataque contra la ciudad de Baga y localidades anexas podría ser el acto más letal en el catálogo de ataques cada vez más despreciables", según la nota de Amnistía.

"Si los informes que nos llegan son ciertos, la ciudad ha sido completamente arrasada y cientos de civiles -o incluso hasta 2.000- han muerto, se trataría de una sangrienta y perturbadora escalada de las masacres del grupo contra la población", ha hecho saber el investigador de la ONG Daniel Eyre.

HUÍDA HACIA CAHD

En este contexto, unas 7.300 personas han cruzado la frontera entre Nigeria y Chad en los últimos diez días huyendo de los ataques de Boko Haram. Según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ya hay más de 10.000 refugiados nigerianos en Chad.

ACNUR ha informado de esta cifra estimada de desplazados y de que ha enviado a varios equipos a la frontera para recabar información y estimar las necesidades de los refugiados.

Por el momento, los refugiados están siendo acogidos por las comunidades del oeste de Chad en varias localidades situadas a unos 450 kilómetros al noroeste de Yamena. El Gobierno chadiano ya ha solicitado la ayuda de las agencias humanitarias internacionales para atender a estos refugiados y ya ha comenzado a distribuirse la ayuda bajo la coordinación de ACNUR.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter