INTERNACIONAL

Llegan a España los dos cruceros en los que viajaban varias víctimas del atentado de Túnez

20/03/2015 11:21 CET | Actualizado 20/03/2015 14:52 CET

Los dos cruceros en los que viajaban varias de las personas que sufrieron el atentado terrorista perpetrado este miércoles en el Museo Nacional del Bardo en la capital tunecina han llegado este viernes a los puertos de Barcelona y Palma de Mallorca.

El Costa Fascinosa, de la compañía Costa Cruceros, ha llegado a las 5.45 horas al Puerto de Palma de Mallorca procedente de Túnez, donde cinco de sus pasajeros (cuatro italianos y un ruso) perdieron la vida en el atentado. Otros ocho pasajeros del barco (siete italianos y un ruso) están heridos y se encuentran hospitalizados en Túnez.

El crucero de MSC Cruceros Splendida, que recalaba en Túnez en el momento del atentado en el Museo del Bardo y en el que viajaban los dos barceloneses fallecidos, ha llegado este viernes por la mañana a Barcelona. El buque ha llegado a las 8.00 horas a la Porta d'Europa del Puerto de Barcelona, tal y como estaba previsto según su recorrido. En el barco viajaban inicialmente 3.714 pasajeros y 1.267 miembros de la tripulación -nueve pasajeros han muerto y doce han resultado heridos- y ha zarpado de Túnez a las 6.00 horas de este jueves.

"ME HE SENTIDO MUY INSEGURA"

Mariela, una pasajera mallorquina del Costa Fascinosa, ha asegurado que el crucero "nunca" debería haber atracado en Túnez. "No era lugar para estar allí, tenían que haber pasado de largo", ha asegurado. En declaraciones a los periodistas en el Port de Palma, la pasajera ha indicado que "por la situación política de Túnez que, según ha dicho, está "muy mal", el crucero no tendría que haber parado. Además, ha asegurado haberse sentido "muy insegura" durante su estancia en Túnez.

Por su parte, Cristina y Gema han indicado al desembarcar en el Puerto de Mallorca que podían haber estado en el Museo del Bardo en el momento del ataque, pero "por un cambio en el itinerario" no les cogió allí. "Por casualidad" cambiaron de itinerario porque dos turistas que iban con ellas no hablaban español y, por ello, alteraron las visitas, lo que evitó que en el momento del atentado estuvieran en el Museo.

Tomás, un pasajero alicantino, ha indicado al desembarcar en el Puerto de Mallorca que "fue surrealista" ya que estuvo en el Museo momentos antes de que se produjeran los atentados. Además ha declarado que el ambiente en el barco ha sido "tenso", porque ha habido muchos nervios.

Atentado en Túnez

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NOTICIA PATROCINADA