POLÍTICA

El escaño de Griñán en el Senado, prueba de fuego para el PSOE-A

23/03/2015 17:24 CET | Actualizado 23/03/2015 17:24 CET
GTRES

Andalucía ya ha votado y toca encarar una nueva legislatura. El PSOE-A tiene que empezar a gestionar este tiempo y una de las pruebas de fuego a las que se enfrenta es el sillón en el Senado del expresidente José Antonio Griñán.

Griñán, al igual que Manuel Chaves, está imputado por el caso de los ERE. Su caso lo está estudiando el Tribunal Supremo al ser aforado precisamente por su condición de senador. La presión sobre los dos expresidentes se ha acrecentado tras ser llamados a declarar por el Alto Tribunal y partidos como Ciudadanos han dicho que no prestarán su apoyo a Díaz hasta que estos dos dejen sus puestos.

Chaves es diputado en el Congreso y su silla le pertenece hasta la celebración de las elecciones generales a finales de año. En cambio, Griñán es senador por designación de la comunidad autónoma. En la Cámara Alta hay 58 parlamentarios elegidos directamente por las asambleas regionales. A cada autonomía le corresponde un senador y otro más por cada millón de habitantes, debiendo asegurar la representación proporcional de los partidos.

En concreto, Andalucía tiene nueve elegidos por su Parlamento. Y uno de ellos es Griñán. Después de la elecciones autonómicas y una vez se constituya el nuevo Parlamento, se deberán renovar estos puestos. Entonces, el PSOE-A tendrá que proponer sus nombres para los escaños.

Hasta el momento, el puesto pertenecía a Griñán, quien solo podía abandonarlo si lo decidía voluntariamente, según indican fuentes parlamentarias. Por lo tanto, en la dirección socialista podían justificar su mantenimiento con esta cuestión personal. Pero ahora el PSOE andaluz tiene que negociar estos puestos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la presidenta andaluza, Susana Díaz, habían dicho que pedirían sus escaños a quienes fueran imputados, pero no lo hicieron finalmente alegando que el juez no había les había achacado todavía un delito.

Además de Griñán, actualmente son senadores por decisión del Parlamento andaluz Fuensanta Coves (PSOE), Juan Pablo Durán (PSOE), Mar Moreno (PSOE), Juanma Moreno (PP), Javier Arenas (PP), Rosario Soto (PP), Catalina Montserrat García (PP) y José Manuel Mariscal (IU).

La misma situación de Griñán se le presenta a Moreno, que fue su consejera de Presidencia y que también está imputada por el caso de los ERE. El expresidente está citado ante el Supremo para el próximo 9 de abril, mientras que la senadora tendrá que comparecer el 21. El nuevo Parlamento andaluz se constituirá el próximo 16 y no verá previsiblemente la renovación de los cargos de senadores antes de que acudan estos dos políticos al tribunal.

La renovación de los senadores autonómicos andaluces conllevará además probablemente una novedad histórica, la elección de un representante de Podemos y otro de Ciudadanos para la Cámara Alta. Sería la primera vez que estos dos partidos entran en las Cortes Generales. Pero todavía los partidos tienen que negociar. Continúan las emociones.

TE PUEDE INTERESAR...

Los andaluces votan


Susana Díaz, en imágenes


Juanma Moreno


Antonio Maíllo


Teresa Rodríguez

OFRECIDO POR NISSAN