POLÍTICA

Susana Díaz vuela sola

23/03/2015 21:46 CET | Actualizado 23/03/2015 21:46 CET
AFP

“Voy a gobernar en solitario”. La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, ha iniciado este lunes ese nuevo tiempo que pedía en los mítines dejando claro que no tiene previsto un pacto con ninguna fuerza política y que no piensa estar “sujeta permanentemente” como le pasaba hasta ahora con Izquierda Unida.

De esta manera, comienza un trayecto en solitario que ya escenificó durante la personalista campaña que ha protagonizado durante quince días. A la presidenta no le gusta depender de los demás y cree que el resultado de las elecciones le permite acordar partido a partido.

Los socialistas consiguieron en los comicios los mismos escaños (47) que en 2012, pero recuperaron su papel como partido más votado ante el hundimiento del PP (33 escaños frente a los 50 que tenía). En tercer lugar quedó Podemos (15) y en cuarto, Ciudadanos (9). IU, socio del PSOE durante la legislatura, se ha visto arrinconado en el Parlamento al lograr solo cinco sillones.

En San Vicente -sede del PSOE andaluz- no quieren parejas de hecho durante los cuatro años y consideran que tienen la estabilidad que antes echaban en falta, pero tampoco los otros partidos están dispuestos a ir de su mano. Por ahora, todos lo tiene claro.

¿Cómo va a sacar adelante las leyes? La presidenta andaluza ha lanzado el mensaje de que tendrá capacidad "para escuchar a todo el mundo, sumar y unir". "Voy a trabajar para que todas fuerzas arrimen el hombro y sitúen los intereses de Andalucía por encima de los partidistas”, ha aseverado. Ahora comienza la ronda de contactos con el resto de partidos que estará pilotada por el secretario de Organización en el PSOE-A, Juan Cornejo, y el “aún” portavoz en el Parlamento autonómico, Mario Jiménez.

Esta política de gobierno ha sido avalada por la dirección socialista. Es un “acierto” para el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha comparecido con gran satisfacción en Madrid.

Según el líder de los socialistas, "es una victoria de Susana, del socialismo andaluz y del conjunto del socialismo español". La relación entre ambos se enfrió hace meses y se tornó en casi guerra interna después de haber ido de la mano durante el congreso del pasado verano que encumbró a Sánchez frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias.

El secretario general del PSOE se ve fortalecido iniciando el año electoral con una victoria socialista. Es, en su opinión, es un “paso firme y decidido por el cambio que necesita y anhela España”. Y ha mandado mensajes internos para su parroquia cuando ha llamado a estar “como una piña” con los candidatos y ha asegurado que no hay que entretenerse ni un “solo segundo en otras cuestiones”.

La presidenta andaluza ha dicho este lunes en clave interna que tiene la intención de permanecer en Andalucía, su “pasión”. ¿Cómo va la relación con Díaz? Es “normal” y tienen una comunicación “fluida”, ha precisado. Las luchas en los pasillos socialistas no se airearán hasta después de las elecciones regionales del 24 de mayo.

MALAS CARAS EN GÉNOVA, PERO EL DEDO NO SE MUEVE

En coche y directamente al garaje. Así ha entrado esta mañana el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, en la sede del partido en Madrid. Nada de declaraciones ni de hablar en público ante los periodistas en Madrid este lunes de la pérdida de 17 escaños y de medio millón de votos en Andalucía. Seriedad en los rostros de los presentes en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, presidido por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

A pesar de este monumental fiasco, Rajoy ha mostrado su apoyo al candidato popular, que fue una apuesta personal suya y respaldada por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, frente a la apuesta de María Dolores de Cospedal, que confiaba en el alcalde de Tomares (Sevilla), José Luis Sanz.

Rajoy ha intentado calmar la situación y les ha dicho a los pocos barones que han acudido a la cita, según fuentes populares citadas por Efe, que el resultado en Andalucía no es extrapolable al resto de España y que ha mejorado un poco lo cosechado durante las elecciones europeas. Para el presidente, Moreno ha hecho una gran campaña y ha puesto en valor sus perspectivas de futuro.

En el partido saben que el resultado es malo. No ha tomado la palabra durante la reunión la candidata al ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, pero sí ha comentado en privado a algunos dirigentes que Moreno debería dimitir. En público, en una entrevista en Telemadrid, la expresidenta autonómica ha asegurado que el andaluz “no ha sido capaz de superar el estigma de su nombramiento a dedo”.

ROSA SE SECA

Y es que las elecciones van cargadas de buenas y malas noticias en el AVE entre Santa Justa y Atocha. Que se lo digan a Rosa Díez, que vive una revuelta en su partido desde este domingo por la noche tras el fracaso de los magenta, que no han logrado entrar en el Parlamento mientras que ven a sus frenemies de Ciudadanos con 9 escaños en el Hospital de las Cinco Llagas.

Pero ella no está dispuesta a marcharse. El resultado es “inapelablemente malo”, pero Díez no está dispuesta a abandonar el liderazgo de UPyD -aquel partido que nació bajo su brazo y que hoy se escurre entre sus manos-. Ha visto como sus pupilos han sacado el cuchillo: Toni Cantó e Irene Lozano. Para el candidato del partido a la Generalitat Valenciana, la rueda de prensa de su líder ha sido “decepcionante” y “la dirección del partido debe responsabilizarse de las decisiones que nos han traído aquí".

UPyD hasta hace un año era junto a IU el azote del bipartidismo. Ahora ellos son los bipartidos por la irrupción de Podemos y de Ciudadanos. Los de Albert Rivera están de moda y podrían ser los socios perfectos -por sus escaños- si Díaz necesitara en algún momento un pacto sólido para acabar la legislatura. Pero tienen su precio. El presidente del partido ya ha avisado de que votarán en contra de la investidura de la presidenta andaluza “si no echa” a Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Díaz precisamente tendrá que enfrentarse a una primera de fuego cuando se constituya el nuevo Parlamento y deba renovar la Cámara a los senadores por designación autonómica. Ahí tendrá que decidir si deja a Griñán, su gran mentor, en el Senado y que siga siendo aforado -lo que le permite ser juzgado por el Tribunal Supremo por el caso de los ERE-.

Lo que sí es probable es que a través de esta designación de senadores autonómicos entren por primera vez en las Cortes Generales representantes de Ciudadanos y Podemos sin esperar a las elecciones de noviembre.

EL SALTO DE PODEMOS Y LAS HERIDAS DE IU

En Podemos ya empiezan a desplegar su expansión en las instituciones. La secretaria de Análisis, Carolina Bescansa, no ha desvelado la postura que tomarán respecto a la investidura de Díaz porque van a esperar a la ronda de contactos iniciada por los socialistas.

El resultado ha sido bueno para Podemos, aunque no el anhelado. Bescansa ha reconocido que el paso que han dado no ha sido lo “suficientemente largo” para el cambio de gobierno al que aspiran. Ha vuelto a insistir en que no quieren ser una fuerza testimonial y que siguen fijándose como objetivo ganar elecciones.

El análisis que hace el partido morado es que el cambio va más “lento” en Andalucía que en el resto de España y que, en cambio, sí es “muy posible” que se alcen con la victoria en autonomías como Madrid y la Comunidad Valenciana.

Y en IU ya no miran de reojo a Podemos. El domingo ha dejado unas profundas heridas en la federación de izquierdas en una autonomía en la que se creían fuertes y de donde viene su candidato a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón. El actual líder, Cayo Lara, ha reconocido que el resultado es “malo, sin más”, pero no van a quedarse “lamiéndose”. Aviso para las generales: no piensan dejarse absorber por los de Pablo Iglesias.

Los andaluces votaron este domingo. Y los han escuchado más allá de Despeñaperros.

TE PUEDE INTERESAR...

Los andaluces votan


Susana Díaz, en imágenes


Juanma Moreno


Antonio Maíllo


Teresa Rodríguez

NOTICIA PATROCINADA