POLÍTICA

José Manuel López (Podemos): "Somos la alternativa de los que se han cansado de esperar"

03/05/2015 21:39 CEST | Actualizado 04/05/2015 10:44 CEST
EFE

Se define como "un ciudadano que va a hacer política" pero va a ser, ni más ni menos, que el candidato a presidir la Comunidad de Madrid de la formación que ha trastocado el mapa político en España. José Manuel López (Madrid, 1966), ingeniero agrónomo de formación, ha pasado de ser director de Análisis Social y Desarrollo de Cáritas o directivo de CEAR, a liderar la lista autonómica de Podemos en Madrid, donde una coalición postelectoral podría devolver el poder a la izquierda, según algunas encuestas.

¿Va a ser presidente de la Comunidad de Madrid?

Queremos gobernar y estamos convencidos de que vamos a gobernar la Comunidad de Madrid. Estamos trabajando, preparando un programa con números, para saber desde el primer día qué tenemos que hacer. El proceso de cambio es imparable, no sólo político, sino social y de modelo económico. Ese proceso está dando pasos y nosotros somos parte de ese proyecto de la ciudadanía que implica el cambio. Vamos a salir a ganar las elecciones y a gobernar.

Algunas encuestas les dan segunda fuerza política. De acertar los sondeos, ¿dejarían que fuera el PP quien formara gobierno o tratarían de arrebatarle la Comunidad buscando pactos?

Ahora mismo no estamos pensando en pactos, porque estamos convencidos de que hay que trabajar para gobernar en la Comunidad. Pasadas las elecciones estamos dispuestos a hablar con todo el mundo, siempre sobre un proyecto claro de cambio. La sensación es que, en los últimos 20 años, el Gobierno del PP ha generado un proyecto absolutamente agotado, y lo que está pasando ahora con Rato forma parte de esa escenificación del proyecto agotado. Se ha construido una economía y una lógica sobre inversiones que los madrileños no necesitaban, que ha transferido muchos recursos a un pequeño grupo de intereses económicos y que se ha traducido en una red clientelar y en una gran corrupción. La ciudadanía ya no quiere más esto. Las pruebas a diario son que el modelo no da más de sí y que la gente quiere que gobierne el cambio. Independientemente del resultado de las elecciones, nos sentaremos a hablar con todo el mundo y no vamos a hacer un acuerdo de mesa camilla. Tenemos un proyecto y unas ideas. Quien quiera sumarse al cambio, bienvenido sea.

Pero, si existiera esa posibilidad de arrebatarle el Gobierno al PP, ¿no serían más flexibles a la hora de buscar acuerdos, ya que el fin último es acabar con ese modelo del que hablaba?

"No se trata de repartirse el poder, sino de impulsar el cambio"

El fin último es generar un cambio. En ese proceso, lo importante es tener un proyecto encima de la mesa, porque en los últimos 20 años la oposición ha estado más preocupada por sus conflictos internos que de mirar lo que le estaba pasando a la gente. Incluso en algunos casos ha sido colaboradora necesaria en procesos que hemos visto. Nosotros tenemos un proyecto y la gente quiere un cambio y nos está planteando cómo quiere que sea ese cambio. Sobre él, hablaremos. No se trata tanto de repartirse el poder como de impulsar el cambio necesario.

Con la presencia de candidatos de perfil menos político como Gabilondo o García Montero, ¿ve más fácil llegar a acuerdos?

Es fácil hablar con todo el mundo que quiere hablar y que tiene un proyecto. Pero no estamos pensando tanto en las personas como en los proyectos. Nosotros tenemos ideas claras. Tengo mucho aprecio personal a los dos, pero son resultado de los conflictos internos que sus formaciones han tenido. Aprecio mucho al exministro Gabilondo, pero el PSOE en los últimos años ha estado en un conflicto más preocupado internamente que externamente y no ha sido capaz de proponer una alternativa. Podemos es la alternativa de los que nos hemos cansado de esperar el cambio.

Imaginemos que llega a presidente de la Comunidad, ¿cuál será su primera medida?

Tenemos una idea para 8 años, para esta primera legislatura y para los primeros 100 días. Lo primero es el Plan de Rescate Ciudadano. Hay un montón de gente que lo está pasando muy mal y eso requiere una serie de soluciones rápidas. Pero también vamos a plantear cuestiones de cambio estructural, como el cambio del modelo productivo. Estamos muy preocupados por la pobreza energética, que se traduce en que las eléctricas están poniendo 200 millones de euros para pagar el 25% de la luz a las familias numerosas, a quienes tienen contratados menos de 3 kilovatios, a parados y a jubilados con bajas rentas. Sin embargo, de los 2,5 millones a los que les financian con ese bono social, hay 2 millones que son de los dos primeros grupos y esa no es, en su mayoría, gente que lo esté pasando mal. Las eléctricas reconocen que entre el 30% y el 40% de los que les pagan la luz por menos de tres kilovatios son segundas residencias del pueblo o de la playa. Y mientras, le cortan la luz a un millón de personas y no hay intersección entre los dos bloques. Es una locura, estamos transfiriendo fondos a gente que no lo necesita.

Nosotros proponemos que esos fondos de las eléctricas se tramiten a través de los servicios sociales, que sea vía renta y que no sólo se le pague un porcentaje de la luz, sino que se les devuelva con una pequeña intervención en casa que les ayude a ahorrar entre el 15% y el 20% de la luz. Con cosas que la gente con pobreza energética va a relacionar: termostatos, cierre de ventanas, LEDs... Eso genera empleo y una mejora estable de tu situación energética.

¿Cree usted que existe desnutrición infantil en Madrid? Hemos escuchado a Ignacio González (actual presidente de la Comunidad) negándolo.

En Madrid, 7 de cada 100 hogares están en situación de pobreza extrema. En torno a eso, hay gente que no puede pagar la luz y gente que no puede comer. Hay que asegurar que todo el mundo pueda acceder a lo básico: vivienda, energía y alimentación. Hay que trabajar con aquella gente que no puede acceder a la alimentación y se puede trabajar con la alimentación en los colegios sin generar lógicas comunes para todo el mundo. En el caso de los colegios, planteamos quitar el área única y crear áreas pequeñas de trabajo, entre 100.000 y 150.000 habitantes, donde se desarrolle todo el tema educativo. Y vamos a devolver a los centros su autonomía, es decir, que no todos van a tener que abrir para dar de comer, sino que lo harán aquellos que tengan gente en esa situación. La Comunidad tendrá que poner fondos para que esa situación se resuelva. La idea es volver a un sistema de eficiencia, que cada centro, en función de su entorno, puede hacerlo. A través de esto, se puede resolver gran parte de la desnutrición infantil que existe y que están sufriendo algunos niños en algunas zonas de Madrid.

"Se está intentando privatizar la Sanidad haciendo ineficiente la pública"

¿Existen fondos para esto?

La gestión de los presupuestos es una decisión política. La Comunidad maneja 16.000 millones de euros. Hay varias formas de financiar. Una de ellas es reducir las estructuras de la administración que no tienen mucho sentido. Madrid lleva 20 años en un proceso de gigantismo y tenemos zonas hipertrofiadas que están repitiendo el mismo trabajo. Una segunda partida es tener un proyecto para unos años, ya que cuando tienes un proyecto, todo va ajustado. Ahora mismo se hacen cosas que no tienen sentido.

¿Por ejemplo?

Se dan cursos de formación a gente en paro sin tener un modelo económico hacia dónde llevar a la gente. Si miras el currículum de la gente en paro, van haciendo cursos en función de lo que les proponen. No se le orienta hacia ningún mundo laboral, porque no hay un modelo. El único modelo era el ladrillo y ha desaparecido. Otro elemento tiene que ver con la fiscalidad. Vamos a eliminar la bonificación sobre el impuesto de patrimonio, porque las 14.000 fortunas más grandes de Madrid están dejando de pagar 600 millones de euros. También vamos a quitar los 29 millones que tienen bonificados aquellas personas que llevan a sus hijos a colegios privados. Es lícito y correcto, pero no es sensato que el resto de los madrileños les financiemos el pago de los colegios o los uniformes. Además, estamos trabajando sobre una herramienta de financiación y de crédito a través del Canal de Isabel II. La UE nos plantea que podemos ahorrar hasta 8.000 millones del PIB si hiciéramos unos gastos más adecuados. Nosotros vamos a calcular que con mil es suficiente.

La Sanidad ha sido uno de los temas candentes esta legislatura, ¿qué propuestas tiene Podemos?

El problema de la Sanidad en Madrid es que se ha centralizado, no tanto en la Sanidad, como en la construcción. De 2008 a ahora, se han construido 8 hospitales. En costes reales ha supuesto unos 700 millones de euros y nosotros vamos a pagar 3.500 millones de euros a las constructoras durante los próximos 30 años. Sin embargo, en 2008 teníamos 3,1 camas por cada mil habitantes y ahora tenemos 2,86. Eso significa que, o bien estás favoreciendo a un grupo que necesita construir, o es de una ineficiencia de planificación absoluta. El presupuesto de Sanidad no ha variado pero gran parte va a pagar los ladrillos.

Obviamente, nosotros no vamos a tirar los hospitales, pero vamos a reorientarlo. Los médicos del Hospital 12 de Octubre nos contaban cómo tienen cinco escáneres que sólo funcionan por la mañana, mientras que por la tarde sólo funciona uno. Lo que hace la Comunidad es derivar por la tarde esos pacientes a la privada. Con un poco de eficiencia y organizando los horarios del personal, podríamos ahorrarnos mucho dinero y ser más eficientes, ya que el 50% de los madrileños se está negando a hacerse las pruebas fuera de la sanidad pública. Se está intentando privatizar el servicio haciendo ineficiente el público. Hay que volver a invertir en los centros de salud, que es donde la gente tiene que ser atendida. Si hacemos todo hospitalización, es muchísimo más caro y menos efectivo, lo dicen todos los informes internacionales sobre salud pública. Ahora tenemos muchos hospitales grandes con plantas vacías y clausuradas.

Durante la presentación de su lista electoral, dijeron que querían implantar "una BBC de Madrid" en Telemadrid, ¿puede desarrollarlo?

Lo que queremos es un sistema parecido al de la BBC, donde la televisión funcione de acuerdo a lo que la sociedad madrileña, en su diversidad, quiera. La clave sería que, por un lado, el gobierno de Telemadrid no dependiese de la política de la Comunidad de Madrid, sino que se crease un patronato amplio donde estuvieran representadas todas las capas de la sociedad madrileña, desde la sociedad civil hasta los empresarios. Ese patronato, muy parecido al de la BBC, ha de ser el que elija quién dirige la radio y la televisión, e incluso estamos planteando que se elija cada cuatro años, pero no en años electorales, para generar estabilidad. Por otro lado, queremos una televisión diversa que dé respuesta a lo local a través de una red con televisiones locales para el intercambio de producciones. De esta forma, se da respuesta a lo local sin hacer un gasto grande y que las producciones que Telemadrid pueda generar sirvan para las televisiones locales, que no siempre tienen capacidad de producción. También proponemos invertir en producciones culturales de los núcleos de Madrid, es decir, movilizar la cultura y la producción cinematográfica de la Comunidad. Eso es más barato que lo que tenemos ahora y mucho más diverso, porque a nosotros no nos sirve con que Telemadrid no llegue al 4%, queremos que esté en el 15%. Es un servicio público y si el público no lo ve, no es un servicio.

En febrero las encuestas le situaban como segunda fuerza en Madrid y en abril, les sitúan como la tercera. ¿Se está estancando Podemos?

Somos muy prudentes con las encuestas, cuando nos ha ido bien y cuando nos ha ido mal. Siempre, desde el primer día, nos han dicho que perdemos fuelle. Yo creo que el proceso de cambio es imparable y estamos viendo que el bipartidismo ha pasado de más del 70% en las últimas elecciones, a estas en las que no llega al 40%. Estamos en un momento de dar un salto cualitativo. Hemos sido capaces de hacer un buen diagnóstico y ahora vamos a ser la fuerza capaz de hacer propuestas. Yo creo que el proceso va para adelante, nosotros seguimos creciendo, y serán los ciudadanos quienes dirán quién tiene que gobernar.

Defíname en pocas palabras a sus rivales: Cristina Cifuentes

No es la persona, sino que el modelo económico, social y político del PP que nos ha llevado hasta aquí. Y Cifuentes ha estado desde hace 25 años metida en la Asamblea de Madrid aprobando todo lo que se ha hecho en esa dirección y metida en todas las áreas. Forma parte de este modelo agotado que nos ha llevado a este punto. Ella fue de las personas que dijo que Rodrigo Rato era el mejor gestor que podíamos tener para el banco que antes teníamos los madrileños y que ahora no tenemos.

"El PSOE no ha sido capaz de dar respuesta a los ciudadanos de Madrid"

Ángel Gabilondo

Para mí es una persona a la que tengo bastante respeto, pero es verdad que, aparte de él como persona, está su partido, que lleva en conflicto muchos años y que no ha sido capaz de dar respuesta a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid.

Luis García Montero

Es una persona que ha dado un paso al frente cuando su formación le ha necesitado. Pero al igual que Gabilondo, es la solución parcial de un conflicto que su partido tiene y que no le permite mirar más allá de lo que le está pasando internamente.

Y usted, ¿cómo lleva haber pasado del anonimato al centro de los focos?

Tomar la decisión de ser candidato, aparte de que en Podemos es un tema de democracia y me siento legitimado, es un paso que se toma con responsabilidad. Hay que pensarlo mucho, porque es un cambio vital y porque yo no soy político ni lo voy a ser, soy un ciudadano que va a hacer política. Nosotros estamos haciendo política de otra manera, es decir, yo no estoy intentando aprender cómo es la política, sino haciéndola de otra manera. Eso no quita que no puedas ir leyendo tranquilamente en el Metro, pero la cercanía de la gente es un tema interesante. Eso sí, intenso, intenso...