NOTICIAS

Los bancos 100% digitales (y móviles) están aquí

05/05/2015 14:01 CEST | Actualizado 05/05/2015 14:01 CEST
SIMPLE

Las sucursales bancarias y las viejas libretas de ahorro son cosa del pasado. La gestión de los asuntos financieros ha llegado con fuerza a los smartphones: la presencia de las entidades bancarias en el mundo móvil es cada vez mayor.

Al fin y al cabo, es lo que demandan los usuarios. Los nativos digitales han crecido con un teléfono inteligente así que, por sus hábitos, prefieren llevar el banco en el bolsillo y no tener que pisar una sucursal. Las cosas sencillas, sin trámites, sin colas, sin tener que pelearse con señores con corbata. Una reciente encuesta realizada por el fabricante de SIMs Gemalto dio a conocer datos reveladores: el 62% de los jóvenes consultados utiliza, al menos una vez al mes, algún servicio de banca online desde un dispositivo móvil; y algo que es aún más significativo, cerca de un 30% de estos nativos digitales no ha pisado nunca la oficina de un banco.

Así, los bancos tradicionales no parecen tener elección y, poco a poco, abrazan el mundo móvil lanzando apps a través de las que sus clientes pueden llevar a cabo las mismas operaciones que en una sucursal física. Según la consultora Gartner, en 2016 el 25% de los principales bancos del mundo tendrán su propia app.

Se trata de todo un reto para las entidades financieras, que no solo deberán crear las aplicaciones simples, fiables y útiles que esperan sus clientes, sino que deberán competir con un nuevo rival: los bancos que ya son directamente móviles.

banca app

Este nuevo tipo de bancos ha nacido en el mundo online y su única oficina es una app. Ofrecen a sus clientes justo lo que buscan: estar presentes desde su origen en la pantalla de un móvil.

Uno de estos bancos móviles es Number26. Este banco alemán, que acaba de conseguir 10 millones de euros de financiación, opera exclusivamente en Alemania y en Austria, pero planifican ya su desembarco en otros países europeos. No busques sus sucursales en Centroeuropa: todo sucede en el teléfono de sus clientes, a los que les lleva poco más de un minuto abrir una cuenta.

A partir de ahí, la aplicación se convierte en el mostrador de Number26. Tras recibir una tarjeta asociada a la cuenta, los usuarios pueden hacerlo todo desde la app: activar la posibilidad de aprobar las compras con la tarjeta desde el móvil, establecer límites en su tarjeta o desactivar los pagos online entre otras cosas. Todo, sin perder mañanas enteras haciendo cola en una oficina.

banca online

Otro caso de banca móvil es el de Simple, la plataforma creada en 2009 en Estados Unidos y adquirida hace un año por el BBVA. Simple permite a sus clientes acceder a su extracto de gastos de otras entidades financieras para controlar su gasto global desde una misma app. Sin gastos ni comisiones, los usuarios con una cuenta en Simple pueden hacer transferencias instantáneas y marcar un objetivo de ahorro (con el permiso de la tarjeta de débito asociada a la cuenta, claro). Todo ello, como explican en su web, sin perder de vista ni un momento la sucursal, que ahora va contigo a donde quiera que vayas.

Así, algo tan habitual como hacer cola para llegar al mostrador de un banco y poner al día la cartilla parece estar en peligro de extinción. Ahora el banco va en tu bolsillo y, de hecho, puede que nunca llegue a tener una oficina física. ¿Para qué?

Un reportaje de Álvaro Hernández para Mobile World Capital Barcelona

Y ADEMÁS...

NOTICIA PATROCINADA