POLÍTICA

Salvador Victoria y Lucía Figar dimiten tras su imputación para allanar el camino a Cifuentes

04/06/2015 12:17 CEST | Actualizado 04/06/2015 14:09 CEST

El consejero de Presidencia, Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, y la consejera de Educación, Lucía Figar, han presentado este jueves su dimisión para que su permanencia en el cargo no sea un "impedimento" en el camino de Cifuentes a la presidencia de la Comunidad de Madrid tras su imputación en la 'Operación Púnica'.

Figar ha explicado en un encuentro con periodistas que no quiere "perjudicar al PP ni a la formación de Gobierno a Cristina Cifuentes". "No tengo ningún apego al cargo ni quiero hacer uso de mi aforamiento", ha añadido la hasta ahora consejera.

"La decisión parte de mí", ha asegurado Lucía Figar para reconocer a continuación que, después de haber anunciado que dejaba la política, la diferencia era irse ahora o dentro de 15 días.

La exconsejera de Educación ha reconocido que su imputación en el caso Púnica es "un plato de mal gusto" por el que está "deseando declarar cuanto antes", pero ha dicho que el caso "nada tiene que ver" con "mordidas" ni comisiones millonarias.

"Nadie se ha llevado un duro; no puedo decir que se haya hecho una cosa mal pero a día de hoy no se qué delito he podido cometer", se ha preguntado Figar.

Por su parte Victoria también ha asegurado que se retira para no "impedir" la investidura de Cifuentes y ha reiterado su "honestidad política en todos los aspectos de su gestión como cargo público" de la Comunidad, negando "cualquier hecho" del que se le acusa y de los que, según dice, ya ha dado las oportunas explicaciones en distintas comparecencias públicas y ruedas de prensa desde el pasado mes de febrero.

Estas dimisiones allanan el camino hacia la presidencia de la Comunidad de Madrid de Cristina Cifuentes. La candidata del PP depende del apoyo de Ciudadanos para lograr la mayoría absoluta en el debate de investidura. Ciudadanos ha hecho de la regeneración y la lucha contra la corrupción una de sus banderas en la política de pactos y exigió al PP "medidas contundentes" si quería contar con su apoyo.

El líder de Ciudadanos (C's) en la Comunidad, Ignacio Aguado, advirtió de que las nuevas imputaciones por el caso Púnica no bloqueaban pero "complicaban mucho" las negociaciones postelectorales e instó a la candidata del PP para la Asamblea, Cristina Cifuentes a dar "un paso al frente" y "romper con el pasado".

El PP obtuvo 48 diputados en la Asamblea el 24-M y lograría la mayoría absoluta necesaria si suma los 17 de Ciudadanos (65). En cambio, Ángel Gabilondo (PSOE) logró 37, por lo que necesitaría a Podemos (27) y Ciudadanos.

CONTRATOS MILLONARIOS

El juez Velasco imputó esta semana a Victoria y la consejera de Educación Lucía Figar en el marco de la 'Operación Púnica'. Esta investiga las "'redes clientelares de tráfico de influencias" constituidas en torno al exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados y el empresario David Marjaliza, que se hicieron con contratos de hasta 100 millones de euros en ayuntamientos de la Comunidad de Madrid, la Diputación de León y el Instituto de Fomento de la Región de Murcia. El juez les envió el 30 de octubre a prisión por formar parte de una 'organización criminal' desarticulada con la operación Púnica.

Salvador Victoria ya anunció el pasado 9 de abril su intención de abandonar de manera temporal la política por motivos estrictamente familiares y personales, tras más de doce años vinculado al gobierno de la Comunidad de Madrid a través de diferentes puestos de responsabilidad.

El Gobierno regional negó el pasado enero "categóricamente" que Victoria estuviera relacionado con la trama y explicó que los contratos investigados se referían al "seguimiento de informaciones online y servicios de clipping de noticias de la Comunidad de Madrid y de su presidente, Ignacio González, como herramienta de trabajo para el seguimiento de todas las informaciones".

TE PUEDE INTERESAR

OFRECIDO POR NISSAN