INTERNACIONAL

Santos purga el Ejército tras un informe de HRW que denuncia ejecuciones ilegales

07/07/2015 17:27 CEST | Actualizado 08/07/2015 18:32 CEST

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos ha anunciado este lunes un cambio drástico en el liderazgo de las fuerzas armadas. Según informa el diario El Tiempo, serán reemplazados el comandante del Ejército, Jaime Lasprilla, el general del aire Guillermo León León, y el almirante Hernando Wills.

El anuncio llega pocas semanas después de un informe publicado por la organización Human Rights Watch titulado El rol de los altos mandos en falsos positivos, en el que condena las ejecuciones extrajudiciales que se llevaron a cabo en Colombia. Según el informe, los soldados en guerra contra las guerrillas eran presionados por sus jefes para obtener buenos resultados. Para incrementar el número de bajas, llevaban a inocentes a parajes remotos a la fuerza o bajo falsos pretextos, les mataban y dejaban armas junto a los cuerpos para que parecieran guerrilleros fallecidos durante el combate.

La organización califica a estas ejecuciones ilegales como “uno de los episodios más nefastos de atrocidades masivas ocurridos en el hemisferio occidental en las últimas décadas”.

El gobierno colombiano investiga 3.000 casos de posibles de falsos positivos y ha condenado a más de 800 soldados, según asegura el informe, pero la mayoría de los que han sido condenados son soldados de bajos rangos. El informe insiste que los líderes más importante de las fuerzas armadas tenían (o debieron haber tenido) conocimiento de los horrores que se cometieron bajo su mando.

Lasprilla, uno de los líderes reemplazados, ha sido vinculado con por lo menos 48 ejecuciones y se encuentra bajo investigación por la Fiscalía. Mientras tanto, Juan Pablo Rodriguez, actual comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, sigue en su puesto. Según informa El País, Rodriguez ha sido investigado por al menos 28 falsos positivos presuntamente cometidos por una brigada que dirigió entre 2007 y 2009.

Santos ha asegurado en el anuncio que los cambios son normales en las fuerzas armadas, sin vincularlos al escándalo. “En la vida militar y policial alguien decía que uno sabe cuándo entra pero no sabe cuándo sale, porque es una institución –las Fuerzas Armadas– piramidal, que requiere renovación permanente. La gente que viene de abajo va surgiendo, va escalando, y esa es la naturaleza misma en nuestras Fuerzas Armadas”.

El presidente Santos ha pedido a los nuevos comandantes que “continúen con lo que sus antecesores han venido haciendo, con los resultados que han venido obteniendo”.

NOTICIA PATROCINADA