POLÍTICA

130.000 firmas de apoyo a una pareja gay que reclama a su hija subrogada en Tailandia

28/08/2015 16:48 CEST | Actualizado 28/08/2015 16:57 CEST
GETTY IMAGES

Una plataforma ciudadana entregó este viernes 130.000 firmas al Ministerio de Asuntos Sociales de Tailandia en apoyo de un matrimonio homosexual compuesto por un español y un estadounidense y que reclama la custodia de su hija, nacida en enero de un vientre de alquiler en este país.

La iniciativa, impulsada a través de Facebook y Change.org, pide que el español Manuel Santos y el estadounidense Gordon Lake puedan llevar a España a su hija, Carmen, algo a lo que no están autorizados porque no cuentan aún con el consentimiento de la madre subrogada.

Un centenar de simpatizantes de Bring Carmen Home ("Traigan a Carmen a Casa", en inglés), un grupo creado en Facebook, acudió a primera hora de la mañana al ministerio para entregar las firmas y expresar su respaldo a la pareja y su bebé.

"No somos ninguna organización u ONG, somos sólo un grupo de tailandeses que apoya que Carmen vuelva a casa. Sabemos que es lo correcto y no hay razón para retenerla aquí", explicó a Efe la tailandesa Sofia Noyes, una de los miembros del grupo.

Noyes destacó que Bring Carmen Home tiene miles de seguidores en las redes sociales y solicitó al Gobierno tailandés que interceda para que el asunto se resuelva lo antes posible. "Creo que Carmen debería estar con el padre biológico, puede ser un buen padre, como el de cualquier familia", sentenció la simpatizante tailandesa.

ESTÁ CON SU PADRE BIOLÓGICO

La menor, nacida el 17 de enero, se encuentra en Bangkok bajo el cuidado de Gordon Lake, el padre biológico y quien contrajo matrimonio con Santos hace tres años en la ciudad española de Valencia.

Los problemas del matrimonio Lake-Santos comenzaron a los pocos días de nacer Carmen, cuando Patidta Kusolsang, la mujer que dio a luz a la niña, concebida con los óvulos de una donante, no se presentó en la embajada de EEUU en Bangkok para firmar los papeles necesarios a fin de que la familia pudiera salir de Tailandia.

Patidta expresó sus reservas debido a que los padres "no son normales", en referencia a su orientación sexual, y una representante de la tailandesa llegó a insinuar que Lake y Santos eran traficantes de personas.

Gordon y Lake, quienes tienen otro hijo subrogado concebido en la India, han tratado de llegar a un acuerdo amistoso con Patidta, pero ante la falta de avances han reclamado la custodia en los tribunales.

La plataforma de apoyo al matrimonio solicita a las autoridades que intercedan para evitar un juicio que tiene fecha de inicio en octubre y podría alargarse varios meses.

UN GRUPO DE TRABAJO PARA ESTUDIAR EL CASO

Rarintip Sirorat, directora del Departamento de Infancia y Juventud del Ministerio de Asuntos Sociales, señaló a Efe que las autoridades crearán un grupo de trabajo para escuchar a ambas partes y tratar de encontrar una solución acorde con la ley y en defensa de los derechos de la menor.

"Tenemos que estudiar en detalle la información de ambas partes. Nuestra prioridad son los derechos de la menor", aseveró Rarintip.

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest