POLÍTICA
27/10/2015 08:22 CET | Actualizado 27/10/2015 11:48 CET

La UDEF inicia una operación contra los hijos de Jordi Pujol

EFE

Operación policial contra el entramado societario de los Pujol. La Unidad de Delincuencia económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha registrado este martes varias viviendas y sedes de las empresas relacionadas con la familia del expresident de la Generalitat, Jordi Pujol.

Los agentes han entrado en las viviendas de tres de los siete hijos de Pujol, concretamente en las de Jordi, Josep y Pere, y también en la de Jordi Pujol padre. La Policía ha accedido al domicilio del expresidente de la Generalitat para registrar la habitación que utiliza Pujol Ferrusola, que al parecer se encuentra convaleciente de una operación quirúrgica.

El abogado de la familia Pujol, Cristóbal Martell, ha llegado al domicilio del expresidente catalán pocos minutos después de las 9:00 horas de este martes, en medio de una gran expectación mediática tras la llegada de la Policía Nacional a la vivienda, que se encuentra custodiada por cinco agentes y tres furgones policiales.

Ha las 10:00 horas salían de su casa Pujol y su mujer, Marta Ferrusola, que se han subido a un coche particular y se han marchado inmediatamente de la calle. Cinco minutos antes han salido los dos fiscales anticorrupción que han presenciado el registro.

Posteriormente, uno de los hijos investigados, Oleguer Pujol Ferrusola, ha salido también de la casa familiar y la ha abandonado a pie.

En el interior de la casa, situada en la ronda General Mitre de Barcelona, permanece el hijo mayor del expresidente, Jordi Pujol Ferrusola, epicentro de la investigación que dirige el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata.

MÁS REGISTROS

El juez también ha ordenado el registro de dos naves industriales utilizadas por el hijo mayor del expresidente catalán. En la operación no están previstas detenciones.

La operación está dirigida por el titular del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, y en ella participan unos doscientos agentes están participando en doce registros en Barcelona y dos en Madrid.

Entre los lugares registrados figuran tanto la vivienda del expresidente de la Generalitat como la oficina situada en el número 5 de la calle Ganduxer de Barcelona, sede de las empresas Iniciatives, Màrqueting i Inversions, Project Màrqueting Cat y Activi Translation, donde Jordi Pujol Ferrusola camuflaba los fondos que recibía.

También se está registrando la casa del empresario y vicepresidente segundo del Barça Carles Vilarrubí, así como la vivienda de la exesposa de Jordi Pujol Ferrusola, Mercè Gironés. En Madrid se ha registrado la sede de la empresa Isolux y la casa de Luis del Sol.

COBROS MILLONARIOS

El magistrado indaga una serie de cobros millonarios de empresarios a Jordi Pujol Ferrusola a cambio de trabajos que no se han demostrado y que se sospecha que pudieron responder a comisiones a la familia Pujol por obras públicas adjudicadas.

De la Mata está además pendiente de recibir de una jueza de Barcelona la causa contra el matrimonio Pujol Ferrusola y tres de sus hijos -Marta, Mireia y Pere-, al haber encontrado la Fiscalía conexión entre los dos casos.

Esta causa abierta en la ciudad condal comenzó por la carta que en julio de 2014 envió a la prensa el expresidente catalán confesando que su familia había tenido fondos en Andorra durante más de 30 años.

A juicio del ministerio público, ambas las debería llevar De la Mata porque Jordi Pujol hijo dirigió y gestionó "durante décadas" numerosos "negocios económicos" de la familia, "así como diferentes actuaciones dirigidas a lograr el blanqueo de los capitales obtenidos".

Otro de los hijos del matrimonio, Oleguer, está imputado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal, a raíz de unas operaciones millonarias sospechosas con fondos cuya procedencia se desconoce, una causa que podría acabar también en manos de De la Mata.

También su otro hijo Oriol, el único que se dedicó a la política, permanece imputado por un juzgado de Barcelona por los delitos de cohecho y tráfico de influencias en el llamado 'caso ITV', que provocó su dimisión como número dos de CDC.

Esta operación se produce apenas unos días después de la detención de los dos últimos tesoreros de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), partido nacionalista fundado por Jordi Pujol, de 84 años y quien fue presidente de la Comunidad Autónoma de Cataluña durante seis mandatos, desde 1980 a 2003.

La justicia española mantiene varias investigaciones abiertas sobre las actividades económicas de los hijos del expresidente de Cataluña por presunta corrupción.

TE PUEDE INTERESAR

Las frases de la comparecencia de Pujol

ESPACIO ECO