TENDENCIAS

¿Nuevo en la estación de esquí? Aprende a comportarte

24/11/2015 08:03 CET | Actualizado 24/11/2015 08:03 CET
GTRESONLINE

Si el término forfait te suena a tostada francesa y no distingues entre una pista verde y una negra, hazte un favor: lee este post.

Quizá no lo sabías, pero la Federación Internacional de Esquí (FIS para los amigos) tiene sus normas, y todos a tu alrededor darán por hecho que vas a respetarlas al bajarte del telesilla. Aunque la FIS pelea para conseguirla, a día de hoy no hay una Ley General de la Montaña, pero sí un pacto entre esquiadores.

Si no quieres que te tomen por un dominguero en el descenso, mejor llegar con la lección aprendida, porque vas a estar rodeado: "El objetivo esta temporada es alcanzar los 5,5 millones de visitantes en nuestras pistas, y se puede conseguir", apunta May Peus, presidente de la RFEDI (Real Federación Española de Deportes de Invierno).

1. MIRA POR DÓNDE VAS

Como si de un cruce de calles se tratara, lo primero antes de entrar en la pista es mirar, pero no hacia derecha e izquierda cual paso de cebra, sino hacia arriba y hacia abajo. Ni Epi y Blas lo habrían explicado mejor. Hablando de arriba y abajo, el esquiador que empieza el descenso debe cuidar por la salud de los que ya están dentro, básicamente porque te los vas a ir encontrando de cara.

2. ADELANTA, QUE NO ES POCO

Se puede adelantar por derecha e izquierda, pero el espacio entre esquí tuyo y esquí suyo debería ser de al menos un metro, lo suficiente para evitar imprevistos. Si te cansas del descenso, pie a nieve y fuera esquíes, pero siempre en un lateral, andar por el medio de la pista suele ser sinónimo de ambulancia al rescate.

3. TORTUGAS NO, GRACIAS

En general, evita pararte en la pista, sobre todo en chicanes (estrecheces del trazado), curvas peligrosas o zonas de poca visibilidad. Un esquiador a paso de caracol por donde no debe, es un accidente seguro.

4. COMPAÑEROS DE VIAJE INDESEADOS

Recuerda, un árbol es un enemigo, aunque no suelen proliferar hoy en día, son más bien cosa de videojuegos de serie B.

5. AUTOESCUELA PARA ESQUIADORES

No hay señales específicas en el esquí, pero sí muchas indicaciones tanto en la pista como en el telesquí. Balizamiento, lo llaman los entendidos. Huelga decir que todas de obligado cumplimiento, aunque tampoco hay nada parecido a una policía con guantes y gafas multicolor.

6. AYUDA AL PRÓJIMO COMO A TI MISMO

Igual que en carretera, todo esquiador está obligado a prestar ayuda en caso de accidente. Párate, haz algo sólo si sabes hacerlo, y en todo caso notifícalo al personal de la Estación lo más rápido posible. Deja tu contacto a la Estación para que puedan localizarte a la hora de investigar un accidente. Tranquilo, no quieren llevarte ante un juez, sólo quieren saber qué ha pasado para poder ayudar mejor.

Si eres más de snowboard que de esquíes, aplícate también el cuento, el código es el mismo. Si te fijas, estas normas son una especie de Hakuna Matata sobre la nieve: esquía y deja esquiar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA