Huffpost Spain

Claves que explican el batacazo bursátil: caída del yuan, petróleo (y tres más)

Publicado: Actualizado:
BOLSAS
EFE
Imprimir

China ha acelerado la devaluación del yuan y provoca una nueva sacudida en los mercados. El petróleo Brent está en 32 dólares, mínimo desde 2004. Las Bolsas europeas caen cerca del 3%.

1. Devaluación del yuan

En un ambiente de desconfianza, el Banco Popular de China ha sorprendido a los mercados al fijar el punto medio de su tipo de cambio en 6,5646 yuanes por dólar, un 0,5% menos, la mayor bajada desde agosto, cuando un descenso del 2% provocó también otra sacudida en las Bolsas. Además, el tipo de cambio es está en el nivel más bajo desde marzo de 2011.
Sin embargo, el yuan (cuyo nombre oficial es el renminbi) no cotiza como otras monedas, libremente. El mecanismo en China se basa en una tasa de referencia diaria que fija el Banco Central y sobre él, la moneda puede fluctuar un porcentaje al alza o la baja.

La caída de la tasa diaria de referencia hace temer a los inversores un movimiento calculado por parte del Gobierno chino para ganar competitividad y aumentar las exportaciones, dado que la situación económica pueda ser más frágil de lo que se creía.

2. Batacazo en Shanghái y nuevos límites a las ventas

El movimiento a la baja del yuan ha tirado de la Bolsa china y ha desembocado en un nuevo cierre anticipado del mercado, el segundo de esta semana. La sesión de este jueves se ha suspendido cuando el índice CSI 300 bajaba un 7,2% y el índice general de la Bolsa de Shangai se dejaba el 7,32%. El cierre anticipado se aplica según una nueva norma, que entró en vigor el pasado lunes, que fija este mecanismo de suspensión cuando los índices caigan más del 7% y tratar de contener el desplome
Además, en otro movimiento para frenar la sangría, el regulador ha renovado algunos límites a las ventas de los grandes accionistas, que se impusieron el pasado mes de agosto y que en principio finalizaban mañana. La CNMV china ha anunciado que durante los próximos tres meses, estos grandes accionistas (con más del 5% del capital) no podrán vender más de un 1% de los títulos, y además estarán obligados a anunciar al mercado sus planes de hacerlo con al menos 15 días de antelación.
Las ventas masivas se prevén en un entorno de depreciación del yuan, que hace temer una huida de capitales del país, especialmente de los inversores extranjeros

3. Bajada del petróleo

La espiral bajista del petróleo se acentúa en la cuarta sesión de 2016. El barril de Brent pierde los 33 dólares y marca mínimos desde abril de 2004, tras haber llegado a caer más de un 6%. Las tensiones entre Arabia Saudí e Irán bloquean cualquier expectativa de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) suba los precios.

El día de autos fue el 2 de enero, cuando se produjo la ejecución del clérigo chií Nimr Baqir al Nimr por parte de las autoridades Arabia Saudí, un país regido por los suníes. La respuesta de Irán, de mayoría chií, se materializó ese mismo día con revueltas que derivaron en el incendio de la embajada saudí en el país.

Arabia Saudí contraatacó de inmediato y ofreció una rebaja considerable a los países europeos que, antes de las sanciones, compraban petróleo iraní. Irán volverá a exportar este 2016, pero Arabia Saudí parece querer ponerle difícil el ganar cuota de mercado, incluso a costa, una vez más de un oro negro todavía más barato.
China y el deterioro de sus indicadores económicos añaden presión bajista a los precios del crudo. La ralentización del gigante asiático derivará en una reducción de la demanda de materias primas, incluido el petróleo.

4. Tensión en Corea del Norte

Corea del Norte es de nuevo un elemento desestabilizador de los mercados. El régimen dictatorial liderado por el líder supremo Kim Jong-un aseguró ayer que ha realizado una prueba nuclear con una supuesta bomba de hidrógeno. Para hacerse una idea aproximada, el artefacto tendría una potencia en torno a cinco veces superior a los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki. El miedo a que el dictador disponga realmente de esa tecnología –no hay pruebas, y todo puede ser propaganda– ha sembrado el pánico en los mercados y la tensión geopolítica en la región se ha disparado. Corea del Sur, Japón, Rusia e, incluso, China, principal aliado del régimen de Corea del Norte, han condenado con firmeza la supuesta prueba.

5. Empresas de materias primas

Otra derivada de la caída de las materias primas está en las compañías productoras de gas y petróleo y otras materias primas, con un peso importante en los índices. Esos sectores se sitúan a la cola del Stoxx 600 en las cuatro sesiones de 2016 con caídas en el entorno del 10%. Glencore, Rio Tinto, Arcelor Mittal, BHP Billiton, Antofagasta y Angloamerican se dejan entre un 10% y un 18%. Descensos que se añaden a los hundimientos que ya sufrieron el año pasado. Por ejemplo, Glecore se desplomó un 68%, Arcelor Mittal, un 56%, y Anglo American, un 74%. En España el fabricante de acero inoxidable Acerinox también sufre la incertidumbre, con una caída del 10% en los pocos días que llevamos de año, tras dejarse en 2015 un 22%.

Los expertos de Link Securities apuntan además que muchas de las compañías productoras de gas y petróleo de estadounidenses están muy endeudadas, tras haber emitido bonos basura (con un rating inferior a BBB-). Con estos niveles de precios del crudo van a tener muy difícil generar la suficiente caja como para hacer frente a sus compromisos con sus acreedores, lo que puede provocar un efecto dominó al afectar a muchos fondos de renta fija que han comprado esa deuda.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

 

Información cedida por ver más