Huffpost Spain

Palmira celebra la victoria frente al Daesh con un concierto de orquesta rusa

Publicado: Actualizado:
Imprimir

La música más hermosa se mezcla con el ruido de las bombas en Siria. El teatro romano de la ciudad monumental de Palmira acogió en la tarde-noche de ayer un concierto de la orquesta sinfónica del teatro Mariinsky de San Petersburgo para celebrar la victoria de las tropas del dictador Bachar el Asad frente al grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (EI).

El evento, que fue transmitido en directo por la televisión siria, contó con la asistencia de ministros sirios, responsables del Ejército nacional y soldados del Ejército ruso, desplegados en el país para ayudar al Gobierno de Damasco, que tiene en Moscú su mayor aliado contra grupos opositores y milicias islamistas.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

Pertrechado con una gorra para protegerse del sol, el director Valery Gergiev dirigió el concierto, titulado "Una oración por Palmira. La música hace revivir las antiguas murallas", en el que sonaron piezas de Johann Sebastian Bach, Sergei Prokofiev y Rodion Shchedrin.

El concierto se abrió con un mensaje del presidente ruso, Vladímir Putin, a través de una pantalla instalada en el teatro romano. En su alocución, destacó que este evento es una muestra de "las esperanzas no sólo en el renacimiento de Palmira como patrimonio de toda la Humanidad, sino también de la liberación de toda la civilización de este terrible flagelo, el terrorismo internacional". Putin no dijo ni una palabra de la ofensiva militar en la que está ayudando a Asad, de la tregua fallida que se sigue negociando en Ginebra ni de cercos como los de la ciudad de Alepo, en los que al menos 25.000 personas están aisladas y sin recursos médicos por los bombardeos contra grupos disidentes. Damasco niega que tenga que ver, sobre todo, con los ataques que han sufrido en la ciudad al menos tres hospitales indispensables para los civiles.

RECUPERADA AL DAESH

El pasado 27 de marzo, el Ejército sirio, respaldado por la aviación rusa, recuperó el control de Palmira, que estuvo controlada por el EI durante diez meses. Esta localidad famosa por sus ruinas grecorromanas está incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Durante el tiempo que estuvo en manos del Daesh, los yihadistas dinamitaron los templos de Bel y de Bal Shamín, así como el Arco del Triunfo, además de colocar numerosas minas y artefactos explosivos.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, destacó que los zapadores rusos que han trabajado en Palmira desde la expulsión del EI han desactivado 18.000 artefactos explosivos en 825 hectáreas y 8.500 edificios de la población.

Y FRENTE A LA MÚSICA, LA MUERTE

Pero el concierto triunfal en Palmira no es capaz de ocultar la realidad diaria de Siria, la de la guerra que supera ya los cinco años y los entre 250.000 y 470.000 muertos que ha generado el conflicto (las cifras oscilan entre las oficiales de la ONU, que hace meses que no se actualizan, y las que aportan fuentes como el Centro Sirio para la Investigación Política).

Fuerzas contrarias al régimen de Asad, incluido el Frente al Nusra -la rama siria de Al Qaeda-, han logrado hacerse con el control de una localidad próxima a Alepo tras unos combates con las fuerzas del régimen que han dejado 73 muertos, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los fuerzas sublevadas lanzaron el jueves un ataque contra las fuerzas bajo mando del Gobierno de Damasco en Jan Touman, una importante localidad por su situación próxima a la autovía que une Damasco con Alepo y que se encuentra a apenas 15 kilómetros al suroeste de Alepo, la que fuera capital económica de Siria.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, cuenta con una amplia red de observadores sobre el terreno en Siria y realiza un seguimiento de los ataques, ofensivas, atentados e incidentes con víctimas mortales.

Diversas fuentes rebeldes han asegurado que la localidad próxima a Alepo ha sido recuperada por los sublevados, si bien un fuente del Ejército sirio ha negado que Jan Touman ya no esté bajo control del régimen de Damasco. El ataque contra esta localidad ha sido lanzado por una alianza de rebeldes islamistas conocida como Jaish al Fatá, incluido el Frente al Nusra, que ha rechazado los esfuerzos diplomáticos para detener la guerra y promover las conversaciones de paz.

TREGUA FRÁGIL

Estados Unidos y Rusia han acordado esta semana un alto el fuego en la ciudad de Alpeo, donde unas 300 personas han muerto en las últimas dos semanas por los enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los rebeldes y los ataques aéreos en la zona.

"Durante toda la noche, los combates han sido muy intensos", ha afirmado Abu al Baraa al Hamawi, un combatiente del grupo Ajnad al Sham, una de las facciones que participan en la ofensiva para tomar Jan Touman. "Las zonas al sur de Jan Touman han sido liberadas", ha explicado a Reuters.

El OSDH ha asegurado que los últimos combates han dejado 43 muertos en el bando rebelde y otros 30 en el de las fuerzas gubernamentales.

Los grupos que combaten bajo la bandera del Ejército Libre Sirio, que ha respaldado los esfuerzos diplomáticos en Siria, no están participando en esta ofensiva, según ha contado a Reuters un combatiente de este grupo asentado en Alepo.

Close
Concierto en Palmira (Siria)
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La destrucción del ISIS en Palmira: fotos antes y después

- El Ejército sirio irrumpe en Palmira en medio de una ofensiva contra el Daesh

- El cuento de Asad en Instagram: una Siria ideal en mitad de la guerra

- Al menos 28 muertos en un bombardeo contra un campo de desplazados en Siria

- Estados Unidos y Rusia acuerdan ampliar a Alepo el alto el fuego