Huffpost Spain
Laura Riestra Headshot

El Parlamento Europeo y la lucha contra el terrorismo: ¿qué se está haciendo?

Publicado: Actualizado:
ESTRASBURGO
Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo | EFE
Imprimir

Algo ha cambiado en Europa desde los últimos atentados en Bruselas. Y esta vez es de verdad, no es una sensación vinculada al dolor inmediato que provoca la brutalidad de un ataque así contra el corazón de la UE, sino que se aprecia tan pronto uno pone un pie en otro punto clave europeo, Estrasburgo. Lejos de lo que sucedía antes, ahora todo ciudadano, sea europeo o no, tiene que presentar su DNI en un control creado tras los atentados. Así, desde el minuto cero, uno es consciente de que se ha abierto una nueva etapa, que Europa tendrá que gestionar en una u otra dirección.

En este ambiente de rareza y bajo un sol inusual y elevadas temperaturas arrancó el pasado 9 de mayo en Estrasburgo la semana plenaria, en la que se dan cita profesionales, políticos y trabajadores llegados de todo el continente y, como no, de la aún consternada Bélgica. “No os acostumbréis a un tiempo así, pasa muy pocas veces, como en Bruselas, donde esta semana hacía tan bueno… Les hacía falta, parece que por unos días se han podido olvidar del dolor”, cuenta a los periodistas uno de los miembros del equipo español de la prensa del Parlamento Europeo.

El 49% de los europeos considera el terrorismo el primer problema de seguridad de la UE

Tanto los atentados en Bélgica como los de Francia han dejado, más allá de la impotencia, cierta sensación de desconcierto y de punto de inflexión. No sólo en las instituciones, sino también entre los europeos. De hecho, estos sentimientos ya estaban ahí ya que, según se extrae del último eurobarómetro, publicado en 2015, los ciudadanos europeos están cada vez más preocupados sobre el terrorismo: un 49% lo considera el primer problema de seguridad de la UE, lo que supone un 16% más que en 2013.

Por ello, desde las instituciones europeas se quiere lanzar el mensaje de que se se hará todo lo posible para que no vuelva a pasar y que para ello se avanza en la buena dirección. “En atentado contra Charlie Hebdo ha marcado un antes y un después. Este Parlamento Europeo sufrió un shock y desde entonces se ha activado de una manera extraordinaria. A esto hay que sumarle la convulsión y conmoción que generaron los demás ataques, que han hecho que los trabajos del Parlamento se activen. Las cosas han cambiado: cuando vine en 2012 aquí no existía una sensibilidad ni de lo que era realmente el terrorismo, ni de lo que generaba ni de la amenaza que supone”, explica a El Huffington Post la eurodiputada de UyPD Maite Pagazaurtundúa.

LA UE FRENTE A LO NACIONAL

Sin embargo, llegados a este punto, en los objetivos de la UE como ente común, surge un problema: la defensa de algunos Estados de su bien por encima del de los 28 como si fueran uno. “Se está actuando en el sentido equivocado; se tiende a proteger las fronteras propias cuando esa no es la solución, hay que lanzar un mensaje de unidad, demostrar que cooperamos entre nosotros y que así nos enfrentaremos a esta amenaza”, señala por su parte el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar.

Se está actuando en el sentido equivocado; se tiende a proteger las fronteras propias cuando esa no es la solución

Básico resulta también, en opinión de López Aguilar, entender de dónde viene la amenaza, que “no viene de fuera, sino que se encuentra entre nosotros”. “Los terroristas que nos matan no vienen de Siria, han nacido en Europa, tienen pasaporte europeo. Por eso hay que poner de relieve que hace falta más Europa que nunca para derrotarles. Las respuestas fragmentarias y espasmódicas y, en definitiva, el repliegue nacional, como lo que vemos aquí mismo en el aeropuerto de Estrasburgo, son la respuesta equivocada”, sentencia.

Clave en este sentido es para este eurodiputado contar con un “FBI europeo”. “Tiene que crearse sobre la base de Europol, una comunidad de información que permita poner también en común bases de inteligencia -análisis e interpretación de la información disponible-. De lo que se trata es de atacar las fuentes de financiación y blanqueo del yihadismo, interviniendo el tráfico ilícito de armas y municiones”, defiende.

estrasburgo

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo

Con todo, esa filosofía de compartir y cooperar a nivel internacional, aún no se da de manera auténtica, como defiende Pagazaurtundúa. “En el Parlamento tenemos muy clara la necesidad de la cooperación policial y de información, pero no es esta institución ahora mismo el problema para el avance y para ser más eficaces, sino que, tras Charlie Hebdo, parecía que sí, que el Consejo iba a impulsar una mayor cooperación internacional y luego se les pasó un poquito. Los Gobiernos son muy celosos de cooperar, de transmitir la información de la que disponen y eso ya no es un tema de reglamentos, sino de voluntad política. Tenemos que ser todos los países conscientes, todos nuestros gobiernos, de que tenemos que avanzar en lo que sí tenemos: bases de datos que no se han compartido suficientemente, no tenemos un FBI, pero tenemos instrumentos para cooperar bien”.

EL TRABAJO EN CAMINO

Los primeros pasos en el marco de la prevención y lucha contra el terrorismo al que hace referencia Pagazaurtundúa se ha dado ya: la UE ha reforzado las capacidades de la policía de la Unión Europea, Europol, con la creación de un Centro Europeo de lucha contra el Terrorismo, que comenzó a funcionar el 1 de enero de 2016. Además, la Eurocámara ha aprobado la nueva directiva que regula el uso del registro de datos de pasajeros (PNR) aéreos para la prevención, detección, investigación y enjuiciamiento de delitos terroristas y otros delitos graves. Según esta normativa, las aerolíneas tendrán que entregar a las autoridades nacionales los datos de los pasajeros de todos los vuelos llegados a la UE desde terceros países y viceversa.

“Se trata de una herramienta importante para luchar contra los terroristas y traficantes. Mediante la recogida, intercambio y análisis de los datos PNR, nuestros servicios de inteligencia pueden detectar patrones de comportamiento sospechoso que merecen seguimiento. La directiva PNR no es una fórmula mágica, pero los países que ya tienen sistemas nacionales de registro de datos han demostrado que es un instrumento muy efectivo”, ha explicado el eurodiputado británico responsable de la tramitación parlamentaria del texto, Timothy Kirkhope.

Además, el Parlamento Europeo está trabajando en las siguientes medidas:

  • Directiva sobre terrorismo. El objetivo es criminalizar todas las actividades vinculadas a la planificación de actos terroristas (inlcuidas viajar, entrenar y proporcionar fondos)
  • Lucha contra el contrabando de armas: se está negociando un plan de acción para intensificar los controles de posesión e unoirtanción de armas y explosivos.
  • Evitar la radicalización: el PE propone una estrategia global de lucha contra el extremismo y la captación de futuros terroristas poniendo el punto de mira en la educación e inclusión social o segregación de los condenados a prisión para evitar su radicalización.
  • Control de internet: vinculado al punto anterior, Bruselas pretende eliminar todo contenido que difunda extremismo violento garantizando, eso sí, los derechos fundamentales de los internautas.

Con todo, es evidente que aún queda mucho camino por recorrer, tal y como defiende Teresa Jiménez Becerril (PP), que considera que, en cuestión de terrorismo, "sólo se avanza a nivel de atentados". "Cuando hay un ataque, todo el mundo se da golpes de pecho y cuando baja la onda emocional ya se baja el listón y se olvidan de las cosas en las que hay que trabajar”, aseguró en un encuentro con periodistas en Estrasburgo organizado por la delegación madrileña del Parlamento Europeo.

Así, tanto Jiménez Becerril como Pagazaurtundúa llevan tiempo trabajando para que se cree una normativa específica que aborde el cuidado de las víctimas de terrorismo desde un punto de vista europeo. Jiménez Becerril ha presentado una treintena de enmiendas a la nueva Directiva sobre lucha contra el terrorismo que se prepara actualmente la Eurocámara. No es la primera vez que lo hace: ya intentó que el Parlamento Europeo aceptara una resolución, pero no encontró apoyo suficiente, únicamente el del Partido Popular Europeo y el de los conservadores británicos.

Estas peticiones no tienen visos de prosperar ya que muchos países de la UE consideran que no es necesaria una asistencia a las víctimas coordinada a nivel europeo, mientras que la eurodiputada popular ha insistido en que “víctima puede ser cualquiera”.

Los próximos meses serán decisivos en lo que a lucha a nivel europeo se refiere.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR