Huffpost Spain

Susana Díaz: "Me he casado con un tieso"

Publicado: Actualizado:
SUSANA DIAZ
EFE
Imprimir

La presidenta andaluza, Susana Díaz, y la diputada del PP, Teresa Ruiz Sillero, han protagonizado este martes un duro enfrentamiento a cuenta de la supuesta participación en los cursos de formación de la Junta de José María Moriche, marido de Díaz, que trabajó como administrativo en un centro dependiente de la UGT-A.

Se trata del Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), un centro de UGT encargado de impartir cursos de formación en el que trabajó como auxiliar administrativo y del que Moriche recibió nóminas en concepto de "preparación y tutoría para cursos", según el PP, que le ha preguntado a Díaz si su situación familiar ha influido para que determinados expedientes de los cursos estén todavía sin justificar.

Visiblemente enojada por lo que ha considerado "insidias", Díaz, en su comparecencia en la comisión de investigación, ha reprochado a la popular que "no tuviera la gallardía y el valor" de afirmar "lo que no se atreve a decir", y ha censurado: "A mí me daría vergüenza y siento pena si mi partido me encargara el papel que su partido le ha dicho que represente".

Ruiz Sillero se ha remitido a un expediente de la formación, del que ha dicho que lleva siete años "sin ser revisado, en el que se imputa la nomina (de Moriche) a los gastos de los cursos en concepto de tutorías y formación", a lo que Díaz ha respondido que había leído con "maldad solo una parte de la nómina", tras lo que ha señalado: "Me he casado con un tieso", que cobró entre 700 a 1.200 euros con pagas prorrateadas.

CRÍTICAS A BÁÑEZ

Además, Díaz ha reprochado al Gobierno central que no paralizara los cursos de formación después de que la ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, detectara las "deficiencias" del sistema y defendiera que era necesario una nueva norma para subsanarlas, unas deficiencias que también, ha apuntado, señalaron el Tribunal de Cuentas.

Durante su comparecencia ante la comisión de investigación del Parlamento andaluz sobre el presunto fraude en la formación, Susana Díaz ha manifestado que han sido "dos años complicados en el conjunto del Estado" para la formación y ha criticado que la ministra del ramo "no haya llamado a los gobiernos que sufrían dificultades" con la formación, que les hubiera reunido para analizar las deficiencias del sistema y que el Gobierno de España "hubiera paralizado y modificado la norma".

Asimismo, la jefa del Gobierno andaluz ha lamentado que la ministra del ramo no acudiera a la comisión de investigación del Parlamento andaluz pues hubiera sido "fantástico" que hubiera explicado a los andaluces estos extremos relacionados con la normativa estatal.

"HASTA DÓNDE HUBIÉRAMOS LLEGADO"

Entretanto, Susana Díaz también ha informado en otro momento de su comparecencia de que de los 90 millones que el Gobierno andaluz ha reclamado en firme por ayudas a la formación, "un millón ya se ha abonado en voluntaria y dos millones en ejecutiva en el mes de marzo", por lo que entiende que ya en el mes de mayo las cantidades serán mayores.

Más concretamente, Susana Díaz afirmado que decidió mantener la paralización de las ayudas a la formación para tener la certeza de "si el procedimiento ha podido tener alguna fuga" y que gracias a eso no ocurre lo que le pasó a Báñez quien, como ha relatado, intentó impedir pagos al exconsejero y empresario Ángel Ojeda.

Ha explicado que Báñez pidió informes a los servicios jurídicos del Ministerio de Empleo "para evitar conceder subvenciones a ese señor, y le dijeron que no podía impedirlo porque la gestión de lo público no cabe la discrecionalidad". Si esto lo hubiera hecho el Gobierno andaluz "no me imagino lo que hubiera tenido que escuchar y hasta donde hubiéramos llegado", ha dicho Susana Díaz.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Chaves: "Me voy con la conciencia tranquila"

- Así es la jueza Alaya: fría, inquisitiva, trabajadora y alérgica a la prensa

Close
Ella es Alaya
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen