Huffpost Spain

Multa por ruido al escenario de la manifestación del Orgullo Gay 2015

Publicado: Actualizado:
ORGULLO MADRID
EFE
Imprimir

El Ayuntamiento de Madrid encabezado por la alcaldesa, Manuela Carmena, ha multado con 12.400 euros a las asociaciones del colectivo LGTB que convocaron la manifestación del Orgullo Gay de 2015 por sobrepasar los niveles de ruido permitidos en el escenario donde se celebró el fin de la manifestación.

El pasado 2 de junio el Ayuntamiento notificó que el recurso presentado no había sido admitido y que las entidades convocantes de la manifestación deben hacer frente a una multa de 12.400 euros por el exceso de decibelios producidos en el escenario de final de la manifestación del Orgullo LGTB 2015, situado en la plaza de Colón, por incumplimiento de la Ordenanza de Ruido del Ayuntamiento de Madrid vigente desde el año 2011.

FELGTB y Cogam, responsables de la celebración de la manifestación y del citado escenario, han mantenido durante el último año reuniones con el Ayuntamiento para intentar evitar que esta situación se repita -ya que el Orgullo ha recibido durante los últimos años varias multas por ruido- y para buscar soluciones.

"Creemos que la ordenanza de protección acústica que tiene la ciudad supone una mordaza al derecho de manifestación y celebración de ciudadanas y ciudadanos. Lamentamos que el actual consistorio municipal todavía no haya podido hacer nada para evitar estos hechos", ha explicado Jesús Generelo, presidente de FELGTB.

EL ESCENARIO EN EL QUE CARMENA TUVO LA PALABRA

Los organizadores critican que "se da la paradoja de que el Ayuntamiento de Madrid multa un escenario en el que, entre otros participantes, tuvo el uso de la palabra la propia alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, saludando a toda la ciudadanía".

Por todo ello, Cogam y FELGTB exigen la modificación de la normativa si se quiere garantizar la celebración de eventos como el Orgullo LGTB de Madrid, donde se aglutina un número tan elevado de personas. "Entendemos que las normas tienen que hacerse para adecuar una realidad social a la legal. No podemos silenciar un evento en el que participan cientos de miles de personas de todo el mundo y que tanta riqueza económica y social deja en Madrid, por tanto, el Ayuntamiento tiene que valorar el adaptar la normativa vigente en materia de sonido para grandes eventos", ha añadido Jesús Grande.

"Madrid debe apostar y garantizar que un evento tan importante para la ciudad no corre peligro. Como organizaciones en defensa de los derechos LGTB nuestro objetivo es continuar manifestándonos en las calles de Madrid, pero no podríamos seguir haciéndolo en las mismas condiciones si tenemos que asumir este tipo de multas", ha asegurado Jesús Generelo.

LA SOLUCIÓN DEL AYUNTAMIENTO

La delegada del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, Inés Sabanés, ha afirmado que buscará en el Pleno de junio "el acuerdo de todos los grupos para declarar la fiesta del orgullo como un acontecimiento de especial relevancia cultural", y que de este modo no sea sancionado por la Ordenanza del Ruido del Ayuntamiento.

Así lo ha explicado Sabanés durante una rueda de prensa ofrecida este lunes en el Palacio de Cibeles, donde la delegada ha señalado que esta "consideración especial" está dirigida a ofrecer "tranquilidad" a los organizadores del Orgullo LGTB 2016 para que se desarrolle la fiesta "con todas las garantías".

En cuanto a la sanción ya impuesta, Sabanés ha explicado que "está en tramitación un expediente administrativo" para "recabar toda la información y todo lo que supone que esa multa se produzca en el transcurso de una manifestación'. 'Queremos buscar una alternativa para este momento y para las siguientes fiestas", ha añadido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Una edil del PP en un pueblo de Valencia: "Los homosexuales tienen trastocadas las hormonas"

- Denuncian una nueva agresión homófoba en el centro de Madrid

- La llamada de una madre de un hijo trans que ha dejado "clavada en la silla" a Pepa Bueno