Huffpost Spain

EEUU declara culpable del asesinato de Víctor Jara a un exmilitar chileno

Publicado: Actualizado:
VICTOR JARA
GTRES
Imprimir

Un tribunal federal de Estados Unidos ha declarado al exmilitar chileno Pedro Barrientos culpable de torturar y ejecutar al cantante y activista político Víctor Jara, el 16 de septiembre de 1973, en los días del golpe de Estado dirigido por Augusto Pinochet contra el gobierno de Salvador Allende.

Barrientos, nacido en Chile pero con nacionalidad estadounidense y residente en Florida, ha sido declarado culpable este lunes, tras las acusaciones interpuestas por la viuda del cantante y sus dos hijas. El juez ha exigido al exteniente chileno una indemnización por daños y perjuicios de 28 millones de dólares.

Durante el juicio, que ha durado dos días, Barrientos negó conocer al cantautor durante el período de ejecuciones durante la dictadura de Pinochet, perpetrados en el Estadio Chile, y ha asegurado que no supo quién era y que había sido asesinado mucho después de que ocurriera.

No obstante, varios testigos, entre ellos varios exoficiales, han asegurado que Barrientos era uno de los militares que estuvieron detrás de los asesinatos e incluso han indicado que fueron testigos de las torturas a los detenidos, muchos de ellos alumnos y maestros.

Pese a la condena, el letrado desestimó el cargo de crimen de lesa humanidad.

En marzo de 2016 el magistrado de la Corte de Apelaciones de Chile, Miguel Vázquez, cerraba el sumario en la investigación por los homicidios del cantautor Víctor Jara y el exdirector de Gendarmería Littre Quiroga, quienes fueron asesinados por los militares hace más de 40 años.

De esta forma, concluía la etapa de investigación por la muerte de ambos, por la que actualmente doce personas se encuentran procesadas.

Durante el golpe de Estado encabezado por el general Pinochet contra el presidente Salvador Alllende, el 11 de septiembre, Jara fue detenido junto a otros profesores y alumnos y trasladado al Estadio Chile, que actualmente lleva su nombre. Allí fue torturado durante horas y finalmente fue acribillado a balazos.