Huffpost Spain

El anuncio de Gap que indigna a Twitter por su sexismo

Publicado: Actualizado:
GAP
iStock
Imprimir

Como todos sabemos, las niñas son las "mariposas" o las "más sociables" y los niños los "académicos" que tendrán un futuro. Esto es lo que da a entender la marca de ropa Gap con una de sus últimas campañas publicitarias para Gap Kids en Reino Unido, con la que se demuestra (una vez más) que, por mucho que se intente avanzar hacia una sociedad más igualitaria, sigue quedando un largo camino para acabar con los roles sexistas en la industria de la publicidad (y en muchos otros ámbitos).

Desde la organización británica Let Toys Be Toys, que busca que los juguetes no tengan género y frenar los discursos que limitan a los pequeños, han criticado las imágenes, en las que él va vestido con una camiseta de Albert Einstein y acompañado de una frase que dice: "El pequeño estudiante. Tu futuro empieza aquí" y ella con unas orejas de gato (imprescindibles, claro, si eres niña) y con la frase: "la mariposa social (que se traduciría como "la más sociable")" y con una ropa que será "la comidilla del patio del recreo".

"Para todo el que piense que la publicidad sexista no es un problema... ¿En serio @UkGap?"

La campaña ha sido muy criticada también en las redes sociales. Pero no es la primera vez que a Gap le da problemas la publicidad de sus prendas. En abril ya recibió quejas de muchos usuarios por un anuncio considerado racista.

Por si fuera poco el tono sexista, más de un usuario ha reparado en que el nuevo anuncio de ropa para niños tiene un error ortográfico. Pues en la camiseta del pequeño está mal escrito el nombre de Albert Einstein (pone 'Einstien').

Estas son algunas de las críticas de los usuarios de Twitter:

"¿En serio? Mi hija de 7 años ha decidido ser científica, ¿qué clase de mensaje es éste?"

"Lo mismo. Mi hija es un genio de las matemáticas y le encantan los volcanes. A mi hijo le gusta el rosa."

"Las personas que diseñan estas cosas, ¿viven en una especie de universo paralelo estilo Show de Truman de los años 50?"

"Deben vivir en una cueva"

"Se lo acabo de enseñar a mi hija. No está contenta"

El de Gap es sólo un ejemplo más del sexismo que hay en gran parte de la industria publicitaria y de la moda. Afortunadamente, algunas empresas ya están cambiando estas prácticas y dando pequeños pasos para acabar con estas diferencias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Esta campaña cambiará vuestro punto de vista sobre las mujeres en la publicidad (VÍDEO)

- ¿Cuál es el anuncio más machista del año? Facua propone estos cuatro

- Un juzgado declara ilícita la publicidad de Ryanair en la que aparecen azafatas en bikini