Huffpost Spain

Trump dice que se gastará 100 millones de dólares para ganar las elecciones

Publicado: Actualizado:
TRUMP
REUTERS
Imprimir

El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha dicho este viernes que se va a gastar en las elecciones a la presidencia de Estados Unidos 100 millones de dólares de su propio dinero, pese a que sigue por detrás de las cifras de gasto de su rival, la demócrata Hillary Clinton.

Trump ha hablado ante sus seguidores en un mitin en Fletcher, en el estado clave de Carolina del Norte, y les ha pedido que salgan ya a votar, aprovechando la posibilidad de depositar la papeleta de manera temprana, y le elijan para ocupar la Casa Blanca: "¿Qué tenéis que perder? Yo voy a arreglar las cosas".

El aspirante republicano, que se encuentra por detrás de su rival demócrata en las encuestas, ha dicho que la Casa Blanca está gestionada "por un montón de bebés, por un montón de perdedores" y ha vuelto a recordar su experiencia empresarial como uno de sus fuertes.

En este sentido, ha asegurado que va a cerrar esta campaña gastándose 100 millones de dólares de su propio dinero, algo que, resaltó, demuestra que no está siendo influenciado por grupos de interés, como ocurre en Washington.

Trump ha prometido, si llega a la Casa Blanca, "drenar la ciénaga" de Washington y ha propuesto una reforma que incluirá la prohibición de que funcionarios públicos puedan trabajar en grupos de presión durante cinco años y una enmienda constitucional para limitar los mandatos en el Congreso.

La campaña de Trump ha gastado en septiembre 70 millones de dólares (no de su propio bolsillo), ha recaudado 54,7 millones de dólares (solo 2 millones de su propio dinero) y disponía a final de ese mes de 34,8 millones de dólares en efectivo, según datos de la Comisión Electoral Federal.

Por su parte, la campaña de Clinton disponía al final del mes de cerca de 60 millones en efectivo, había gastado más de 82 millones y había recaudado cerca de 74 millones.

La recta final de la campaña es la que concentra una gran parte de los gastos para movilizar a los votantes más fieles y cambiar la opinión de los indecisos, especialmente en los estados clave.

Trump tiene la dificultad añadida de que el Partido Republicano ha decidido centrarse en salvar las plazas del Senado que están en juego en las elecciones generales y no dar prioridad a la carrera por la Casa Blanca, vistos los datos de intención de voto.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- El hombre que quería dañar a la democracia estadounidense

- Donald Trump: "Aceptaré los resultados... si gano"

- Las lágrimas de esta mujer al denunciar los abusos de Donald Trump