Huffpost Spain
Antonio Ruiz Valdivia Headshot

Pere Joan Pons: "Voté ‘no' por razones políticas, morales y de coherencia"

Publicado: Actualizado:
PONS
Pere Joan Pons | EFE
Imprimir

El Hemiciclo ya está casi vacío. Es sábado casi de noche y Mariano Rajoy acaba de ser investido presidente. Pere Joan Pons decide hacerse un vídeo-selfie desde el escaño. Y dice lo que piensa: “Ahora mismo lo único que tengo ganas de decir es que lo siento, a todas las personas que pensaban que podía haber un Gobierno de cambio”.

Pons fue uno de los quince diputados del PSOE que votó ‘no’ a Rajoy pese a la resolución del Comité Federal. Es parlamentario por Baleares. Esta federación socialista ha sido una de las firmes defensoras, con Francina Armengol a la cabeza, de no facilitar el Gobierno al Partido Popular, aunque eso supusiera ir a unas terceras elecciones.

Están siendo días extraños para Pons (Palma de Mallorca, 1970). El grupo parlamentario socialista ha abierto expediente disciplinario a los quince rebeldes. Pons comenta en una entrevista con El Huffington Post que lo comprende, aunque no cree que el partido llegue al extremo de la expulsión. Pide respeto para todos, cree que lo importante ahora es reflexionar sobre el papel del PSOE. Y, además, quiere que la gestora deje ya las riendas del PSOE y convoque el congreso para elegir un nuevo liderazgo.

¿Por qué se mantuvo fiel a ese ‘no’?

Hay múltiples razones. Los socialistas de Baleares, en primer lugar, propusimos un Gobierno alternativo. Siempre tratamos de plantear un proyecto coherente alternativo, con todas las dificultades del mundo, y que pasaba por que Rajoy no fuera presidente. Eso lo trasladamos el 20 de diciembre y el 26 de junio. Una salida por la izquierda.

Eso deriva en un contrato personal, moral, con la ciudadanía de Baleares que yo suscribí como cabeza de lista. Eso lo mantuvimos después del 26-J proponiendo que hubiera un Gobierno alternativo o se dijera no a Rajoy, incluso ir a terceras elecciones si hiciera falta. Por razones políticas, de contrato moral y de coherencia, lo inevitable era votar ‘no’. Todo eso con el máximo respeto a la decisión del Comité Federal. Pese a esa resolución, hay una posibilidad que la Constitución permite, no hay mandato imperativo, y el voto es personal. El voto no era sencillo de explicar y de hacer.

¿Le dio vértigo desobedecer al Federal?

No. Tengo mucho respeto porque yo también formo parte de una Ejecutiva en Baleares. Tengo un profundo respeto por las decisiones del Comité Federal, pero ante la disyuntiva moral de respetar el mandato ciudadano o el del Comité, la decisión es bastante clara. No tuve la sensación de vértigo en ningún caso.

"NO ME PREOCUPA LA MULTA, SINO EL RUMBO QUE VAMOS A TOMAR"

¿Cómo le ha sentado la apertura del procedimiento del grupo parlamentario para sancionarle?

Ahora mismo mi preocupación principal es hacia dónde vamos a ir. Lo que he dicho siempre es que tengo un profundo respeto hacia todas las posiciones. Entiendo con total normalidad que se abra un proceso sancionador, lo acepto. Hay que pedir respeto para todos. Ese es el problema que tenemos que resolver, el profundo debate que debemos tener.

Este proceso puede acabar en una multa de 600 euros, pero no excluye una posible expulsión, que debería tomarse vía gestora y Comité Federal. ¿Cree que se va a llegar a ese extremo?

No lo sé. Yo no lo contemplo. De verdad, no me preocupa eso. Lo que me preocupa es la sensación que tengo de que la gente de la calle percibe que ha habido una década perdida. Y ahora la vamos a iniciar de nuevo con un presidente como Rajoy. Lo que me preocupa es el rumbo que vamos a tener que tomar.

Hubiera sido preferible ir a terceras elecciones

Después de esta abstención, ¿cómo va a poder hacer oposición el PSOE?

El PSOE tiene que repensar su futuro en la parte que corresponde a las reflexiones en los congresos. A nivel institucional y parlamentario, la fórmula más clara de oposición es demostrar que hay posibilidad de que haya un modelo alternativo. Ahora es difícil después de este desbloqueo, pero no es imposible. Hubiera sido preferible ir a terceras elecciones, pero con el espíritu de Patxi López. Es decir, es peor pasar un mal trago que dar el Gobierno. Ahora que ya se ha hecho, se deben dar pasos en un sentido orgánico y en otro institucional. Hay que demostrar desde ya a Rajoy que hay un Gobierno alternativo. Él nos amenazó desde el minuto uno, fue implacable también.

¿Qué sintió al escuchar el discurso de Antonio Hernando defendiendo la abstención?

Expresa todas las dificultades que hemos tenido. No quiero personalizar en Antonio Hernando, fue más complejo para él porque había defendido el ‘no’ y trató de explicar que a él le tocaba un momento complejo. Ha expresado ante la ciudadanía todas las contradicciones que hemos tenido este año. Y, por lo tanto, hay que sumar y reconstruir. Ese discurso representa la dificultad que hemos tenido para defender una posición. Ahora es demasiado tarde para atribuir quién lo hizo bien y quién mal. Prefiero pensar en positivo y ese discurso nos tiene que hacer reflexionar.

Hablando de reflexiones. Veinticuatro horas después de la sesión de investidura Pedro Sánchez concedió una entrevista en Salvados. Lazón bastantes acusaciones contra sectores del partido. ¿Qué le pareció su intervención?

Esto enlaza con la pregunta de Hernando. Es una expresión de todo lo que ha sucedido este año. Lo que significan, tanto el discurso de Hernando como las palabras de Sánchez, es que hay que aprender lecciones de lo que no se puede volver a repetir en el PSOE. Hay cosas que hemos hecho bien y otras mal. Llegar a esta situación es lo que no nos podemos permitir. Hay cosas que dijo Pedro con las que estoy de acuerdo y otras me entristecen más. Pero, en lugar de ponernos a hacer de fiscales, hay que sacar conclusiones. Esto tiene que servirnos de punto de partida para corregirnos.

¿Y cuáles deberían ser las primeras medidas que tome el nuevo PSOE que salga tras ese congreso?

Hay dos preguntas sencillas que tiene que hacerse el PSOE, si queremos liderar el cambio y si queremos liderar el diálogo. Liderar el cambio quiere decir qué rol queremos jugar ahora en esta España de 2016. El 20-D y el 26-J sumaron más gente por el cambio que por la continuidad. Soy de las personas que piensan que un partido en el siglo XXI tiene que ser capaz de hablar con todo el mundo, incluso con la gente que se quiere ir. Por ejemplo, si en la Comisión Europea son capaces hablar con los que se quieren ir, que son los británicos, nosotros hemos de ser capaces de hablar y dialogar con todos los que no están a gusto. Y buscar espacios y diálogo para que todo el mundo esté a gusto, porque creo que tienen cabida

Si somos capaces de eso y de tener un nuevo liderazgo rápido, pues podremos empezar a corregirnos. Sé que son dos preguntas difíciles pero son esenciales. Soy de la opinión de que estamos en un momento de liderazgos compartidos, colaborativos, mestizos, de una mezcla que es una forma de política que cruza lo generacional con lo territorial, una cosa nueva. Hay una gran mutación en España y hay que fijar las políticas que queremos hacer, ahí sumar y ser capaces de ser valientes.

Seguro que fue más duro para los que votaron abstención

Durante la votación, ¿algún compañero le afeó que dijera ‘no’ mientras el resto se abstenía?

No. Al contrario. Todo el mundo fue muy respetuoso. Creo que si fue duro para mí, segurísimo que fue más duro para los que votaron abstención. Pido respeto para todos. Pienso que nadie de los de allí votó con ganas la abstención. Nadie de los 85 quería darle el Gobierno.

¿Se tardará mucho tiempo en ver a un presidente socialista en La Moncloa?

Dependerá de la lectura que seamos capaces de hacer. Ahora estamos haciendo una especie de catarsis. Pero yo creo que hace cinco meses Sánchez llegó a estar muy cerca de ser presidente. Vamos a dejar que todo se calme. Soy de la opinión de que España cambió en 2015, muchísimas instituciones dieron ese paso: la Comunidad Valenciana, Baleares, las dos grandes ciudades, Aragón… Hay nuevas formas, coaliciones. Estamos en fase de aprendizaje, pero lo que ha faltado es que eso acabara en La Moncloa. Si nos alejamos de la realidad que está viviendo la gente, nos costará más.

pons

Cuando se aborda la situación del PSOE hay que hablar también del PSOE andaluz y de su líder, Susana Díaz. Ha recibido duras críticas y también algunos la ven como la futura secretaria general. ¿Podría ser la solución? ¿Cree que podría aspirar al puesto? ¿Cómo ve el papel de los socialistas andaluces?

Aquí todo el mundo tiene un papel imprescindible, tanto el PSOE de Susana Díaz como el PSC de Miquel Iceta o los socialistas vascos. No soy nadie para decir lo que van a hacer los socialistas andaluces ni si Susana Díaz se presentará o no. Lo que sí creo es que el PSOE será mejor y más fuerte si es capaz de leer bien lo que está sucediendo en todos los territorios y la Constitución en su artículo dos. Esto va más allá de nombres propios.

El PSOE no tiene tiempo, tiene que hacer un congreso deprisa

La gestora ha dicho que el PSOE se tiene que dar un tiempo para reflexionar y redefinir el proyecto antes de convocar el congreso. ¿Qué piensa sobre eso?

Se tiene que hacer en paralelo. El PSOE tiene muchas cosas, lo que no tiene es tiempo. Tiene que ir deprisa, reflexionar deprisa, sumar deprisa, reconstruirnos de prisa y hacer un congreso deprisa.

¿Y qué le parece el papel de la gestora desde que cogió las riendas de Ferraz?

Lo que tienen que hacer es dejar de llevar las riendas y poner en marcha la maquinaria electoral. Es lo que corresponde. No soy quién para decir si lo han hecho bien o mal, pero creo que les corresponde poner la maquinaria para la que están mandatados, poner en marcha los congresos. El tiempo juega en contra nuestro.

¿Cómo vaticina esta nueva legislatura? ¿Logrará Rajoy sacar los presupuestos con la ayuda del PSOE?

Creo que hemos puesto demasiado el enfoque en el PSOE. La responsabilidad principal es de Rajoy, que tiene una cierta tranquilidad. Ahora tiene que demostrar si tiene flexibilidad y si es capaz de seducir y empatizar con los otros. Hay más actores que el PSOE.

Close
Pere Joan Pons
de
Compartir
Tuitear
PUBLICIDAD
Compártelo
cerrar
Esta imagen

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Del impasse a la inestabilidad (Blog de Montserrat Domínguez)

- Entrevista a Rocío de Frutos: "No he cometido ningún delito"

- Sánchez no se 'salva' de las críticas internas e incendia más al PSOE

- Rajoy, elegido presidente con la abstención de un resquebrajado PSOE

- La hora de Mario Jiménez

- Javier Fernández, un hombre para poner paz en el PSOE

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest