Huffpost Spain
Álvaro Palazón Headshot

Arkano: "En el rap hay muchas actitudes machistas y homófobas"

Publicado: Actualizado:
ARKANO
CARLOS PINA
Imprimir

"Quiero manos arriba en el concierto. Me siento como Nietzsche, puedo decir que Dios ha muerto".
"¿Sabéis por qué llaman Nintendo a este chaval? Porque cada año Sony le vuelve a superar".

Una batalla de gallos es una mezcla entre el tenis y el boxeo, golpes verbales de ida y vuelta en el que el jurado decide el ganador. Después de un duro intercambio de insultos todo se acaba. Se dan la mano y tan contentos. "A mis mejores amigos los he conocido haciendo batallas. Nosotros entendemos que es como una obra de teatro, sales a interpretar que el otro es tu mayor enemigo y cuando termina la obra te das un abrazo y fin del papel", cuenta el raperoArkano del que has oído hablar recientemente porque ha entrado en el libro Guinness de los Récords tras estar más de 24 horas rapeando sin parar.

Si lo llamas Guillermo Rodríguez es probable que no gire la cabeza para atenderte. Este joven de 22 años y al que le quedan dos asignaturas para terminar la carrera de Ingeniería Informática se ha hecho un nombre en el rap español bajo este alias.

Este alicantino ha plasmado recientemente en un libro llamado Asalto al vacío (Ediciones Martínez Roca) lo que ha supuesto la improvisación y su participación en diversas batallas de gallos —tanto nacionales como internacionales— en su vida.

SU PRIMERA VEZ A LOS 14 Y CAMPEÓN A LOS 15

La primera vez de Arkano —en el mundo de las batallas de gallos— fue a los 14 años. En el conocido Richard New Look de Benidorm (Alicante), ahora convertido en el templo por el que desfilan tronistas y concursantes de Gran Hermano noche sí y noche también. "Recuerdo mi primera batalla como algo mágico, ese salto al vacío supuso un punto de inflexión en mi vida", explica el rapero.

Las batallas de gallos le han servido para ganar confianza y seguridad en sí mismo. "Yo era un chico muy tímido, carente de aptitudes sociales y al que le costaba mucho hablarle a las chicas. Pero al subir al escenario y oír la música todo cambiaba", afirma con una sonrisa.

Más que un asalto es un salto, con 15 años, el rapero se proclamó campeón de España en un evento al que acudieron más de 10.000 personas en la Plaza de España de Madrid. "Iba allí sin ser el mejor pero esto es lo bonito de la improvisación, no siempre el mejor gana", cuenta con modestia.

Al año siguiente ganó el campeonato internacional de la batalla de gallos celebrado en Chile y en el que se enfrentó al chileno Tom Crowley. Como si fuese Figo en el Nou Camp, Arkano logró aislarse de la hostilidad del público y consiguió el cinturón de campeón. "Intenté no desmoralizarme ya que cuando improvisas el feedback es muy necesario. Lo que hacemos se basa en los estímulos y en la energía del público", dice el alicantino.

UN MUNDO MACHISTA Y HOMÓFOBO

Cuando se proclamó campeón de España, Arkano celebró la victoria con una bandera LGTB, posteriormente muchos de los raperos a los que se enfrentaba lo usaron como un ataque. "En el rap hay muchas actitudes homófobas. En una batalla, muchos llaman al otro gay como algo despectivo. Es algo que perjudica a un movimiento tan bonito como el rap y el freestyle", sentencia el rapero.

La ausencia de mujeres en las batallas de gallos es notable. El rapero cree que en el hip-hop hay actitudes machistas que deben revertirse. "Necesitamos que las mujeres entren al freestyle para que se produzca un cambio y se elimine el machismo imperante dentro de este mundo", dice serio Arkano.

RÉCORD GUINNESS, MÁS 24 HORAS SEGUIDAS RAPEANDO

El pasado mes de octubre el rapero entró a formar parte del Libro Guinness de los Récords tras pasar 24 horas y 34 minutos improvisando. El alicantino hizo dos pruebas previas —de 10 horas—, una de día y otra de noche, para comprobar cómo reaccionaba su cuerpo ante el sueño.

A pesar de la gran cantidad de vocabulario que maneja asegura que no es un gran lector. "No me gusta que se le quiera conceder a los libros la exclusividad como fuente de enriquecimiento. No quiero hacer apología de no leer pero creo que hay otras muchas formas de nutrirte. Una conversación, un poema, una película, una canción, etc.", afirma Arkano.

Las bases del reto establecían que sólo podía parar tres segundos. En ese corto espacio de tiempo tenía que beber y comer. "Tres segundos dan para mucho más de lo que parece", cuenta entre risas.

No me gusta que se le quiera conceder a los libros la exclusividad como fuente de enriquecimiento"

El alicantino se alimentó durante 24 horas de batidos nutritivos y geles. La organización preparó una mampara que le cubría hasta el cuello y delante de miles de personas dejaba que la naturaleza siguiese su curso mientras —eso sí— improvisaba sobre lo que veía.

La preparación para afrontar este récord fue sobre todo emocional, es un chico que da mucha importancia a sentirse bien consigo mismo para llevar a cabo sus objetivos vitales. "Mi entrenamiento fue mental. Traté de alejar pensamientos negativos y llenarme de buenas vibraciones", explica el rapero.

Pasadas las 20 horas tuvo un momento de bajón y pensó que el reto se iba al traste, pero gracias a los estímulos visuales logró sacar fuerzas de flaqueza. "Si con estímulos visuales, no es necesario que sea café o nada parecido, puedo superarme cuando estoy al límite, por qué no ser dueño de mi propia voluntad", cuenta con entusiasmo.

Arkano terminó el reto desorientado. "Lo primero que hice al acabar fue callarme. Días después soñaba con el récord. Volvía a él cada noche. Cada vez que cerraba los ojos e intentaba dormir, me despertaba. Mi cerebro me hizo click. Pero bueno, ya estoy bien", asegura con una sonrisa.

Para finalizar la entrevista Arkano hizo lo que mejor sabe: improvisar. Le pedimos que lo hiciese en directo y el resultado es espectacular.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Arkano bate en Madrid el récord mundial tras rapear más de 24 horas seguidas

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest