POLÍTICA

¿Feminizar la política o masculinizar los cuidados?

04/12/2016 10:10 CET | Actualizado 04/12/2016 13:13 CET

Feminizar la política, para Pablo Iglesias, no se logra con que haya más mujeres en los puestos de representación de los partidos o en la dirección de los consejos de administración de las empresas, sino llevando a la política el concepto de cuidar del otro, que él atribuye a las mujeres y a las madres. Estas declaraciones del secretario general de Podemos han dado lugar a las críticas de algunos sectores feministas y de algún otro partido, como el PSOE. ¿Qué significa el realmente 'feminizar la política'?

"No hay que feminizar la política, hay que masculinizar los cuidados", es la contundente respuesta de la diputada socialista Ángeles Álvarez, un referente del feminismo en su partido. Álvarez rechaza completamente el concepto 'feminización de la política': "No creo en ello porque yo soy feminista y creo en la igualdad". Le preocupa la intervención de Iglesias a este respecto ya que, tanto ella como su partido consideran que Iglesias, con estas declaraciones, ha atribuido a las mujeres valores que históricamente les ha atribuido el machismo. "A las mujeres, los cuidados les han sido impuestos", recuerda la diputada.

Estos dos puntos de vista tan diferentes pueden trasladar a la teoría feminista. Como cuenta la politóloga Silvia Clavería, se pueden ver aquí dos corrientes: el feminismo de la igualdad y el de la diferencia. El primero, más acorde con la visión del PSOE y de Ángeles Álvarez, considera que los hombres y las mujeres son iguales y que las diferencias entre ambos son fruto de la sociedad patriarcal y defiende la presencia paritaria de mujeres en la esfera pública.

El feminismo de la diferencia, en cambio, en el que encasillaríamos el discurso de Iglesias, defiende que mujeres y hombres son diferentes y que hay dos tipos de ámbitos: masculino y femenino. Esta corriente considera que deben valorarse las características asociadas tradicionalmente con el género femenino. Las feministas de la diferencia critian que las mujeres se vean obligadas a adoptar características masculinas para tener éxito o llegar a la igualdad.

La explicación de Pablo me parece antigua y reaccionaria

Las declaraciones de Iglesias, que tuvieron lugar en un acto sobre el fenómeno Trump organizado por eldiario.es, han dado lugar a muchas críticas. "La explicación de Pablo me parece antigua y reaccionaria", opina Álvarez. "Habla de establecer una serie de cosas como comedores sociales. Eso también lo hace la ultraderecha griega para atraer a quienes tienen menos, pero desde el socialismo lo que queremos es empleo con derechos y salarios mínimos decentes", explica.

Además señala que la primera vez que se planteó esto fue en el Vaticano: "Establecieron un concepto de 'nuevo feminismo' [relacionado con el feminismo de la diferencia] que ponía en valor el sexismo benévolo que defiende que las mujeres tienen valores naturales diferentes a los de los hombres", asevera la diputada del PSOE. "Además Iglesias reniega de la paridad de manera clara, pero es la paridad lo que reclama el feminismo", explica. "Cuando las feministas hablamos de paridad, hablamos de todo el espacio público, de cómo se reparte el mundo. Y las mujeres queremos un mundo compartido con los hombres", añade.

Álvarez cree que puede resultar peligroso hablar de 'feminización de la política' y que Podemos está "flirteando con espacios peligrosos, porque su obsesión es establecer nuevos marcos". Pero para ella, "lo que necesitamos es incorporar a los varones en los cuidados...". "El hecho de priorizar la ley de dependencia o los cuidados en la agenda política se llama feminismo, no feminización de la política", asegura. Su partido defiende "la corresponsabilidad en el ámbito público. El Estado está para cuidar de los ciudadanos".

Las declaraciones de Pablo están sacadas de contexto

Clara Serra, responsable del Área de Igualdad de Podemos, cree que "las declaraciones de Pablo están sacadas de contexto". Para ella, feminizar la política y masculinizar los cuidados están relacionados. "Nosotros defendemos que hay que derribar los obstáculos que se le interponen a las mujeres", explica. Considera que los cuidados son un espacio privado que se ha relegado a las mujeres y que "con la crisis, los cuidados no se han socializado". Al contrario que dijo Iglesias, Serra considera que la feminización de la política tiene que ver con la presencia de mujeres en la política.

La joven de Podemos defiende que la feminización de la política pasa por la incorporación de las mujeres a la política obligatoriamente. "Creo que Pablo quería decir que siempre se puede hablar de más cosas, pero yo diría que es imprescindible que las mujeres lleguen a la política". Serra defiende que esta es la primera condición para "feminizar la política". "Ahora bien, no sólo queremos hablar de eso. El efecto de que las mujeres estén en la política es el cambio de la misma y hay que hablar también en términos cualitativos, no sólo cuantitativos".

Un debate complejo

Parece cierto que las posiciones de Álvarez y Serra no son excluyentes. Silvia López, profesora de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Madrid, opina que la feminización de la política es un debate “complejo” que “se lleva trabajando desde la academia, desde el feminismo institucional y desde los movimientos feministas mucho tiempo”. Para ella, es “indudable” que la presencia de mujeres en posiciones de poder e influencia” pero no lo considera suficiente. Señala que es necesario que “la voz y la capacidad de actuación de esas mujeres esté reconocida y sea legitimada por sus pares”.

López afirma que “no sirve de nada que haya más mujeres cuando siguen existiendo prácticas y estructuras que amparan la discriminación, la falta de reconocimiento y el silenciamiento de estas mujeres”. Recuerda lo que sostienen muchas autoras: “Quizá el enfoque no sea simplemente incluir a más mujeres sino cuestionar el excedente de poder de los hombres en la política y la sociedad”. Hay que “poner el debate en el centro: quién lo ostenta, cómo lo ostenta, cómo repensar su ejercicio y a quién se margina”.

DEBERES PARA LA PRÓXIMA LEGISLATURA

Lo que está claro es que la Igualdad y ciertas políticas que la garantizan deberían estar encima de la mesa del Congreso durante la próxima legislatura, ya que las formaciones políticas todavía tienen un gran trabajo por delante. "Nosotros intentaremos avanzar progresivamente pero lo más rápido posible en el permiso de paternidad y en consolidar la ley de dependencia", explica Álvarez, "son elementos claves de la corresponsabilidad también la educación y los cuidados". Para su partido, el modelo productivo "está expulsando a las mujeres del mundo laboral y precarizándolas y esto afecta de manera muy relevante a las mujeres... Algunas están renunciando a la maternidad y esto afecta directamente a la supervivencia del Estado".

Serra defiende que haya más pluralidad y que las políticas no estén ocupadas únicamente por los hombres. "Creo que las mujeres tienen derecho a hacer políticas y lo que faltaba es que tengan que tener determinadas cualidades para lo mismo", dice. Y vuelve a insistir en que Iglesias no quería decir que las mujeres tengan que feminizarse al hacer política, sino que "la política debe desmasculinizarse".

López, por su parte recalca la importancia de observar el tipo de proyecto político que se impulsa y si se proyectan políticas públicas desde un enfoque feminista. “En este momento este aspecto es esencial, pues hay problemas candentes que tienen que ver con el cuerpo de las mujeres (como la maternidad subrogada), con formas de precariedad específica en diversas esferas de la vida o con el modelo de cuidados que se quiere impulsar desde los poderes públicos”. Y concluye: “Por todo ello, quizá el punto central del debate no sea tanto qué es feminizar la política, sino cómo repensar la política desde el feminismo”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La nueva política se conjuga en femenino

- Feminizar la cultura

- Podemos aún no es feminista

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA