INTERNACIONAL

La reina Isabel II estuvo a punto de ser disparada por uno de sus guardias

05/01/2017 17:49 CET | Actualizado 05/01/2017 17:49 CET
EFE

La reina Isabel II de Inglaterra tiene la curiosa costumbre de salir a pasear por palacio cuando no puede dormir. Y ese hábito, tal y como publica The Times, estuvo a punto de provocar un incidente tan grave como absurdo: un guardia estuvo a punto de acabar con la vida de la monarca más longeva. El detalle se ha dado a conocer muy poco después de que la reina sufriese un resfriado que le ha impedido cumplir con algunos de sus compromisos y tradiciones navideñas.

Todo ocurrió a las 3 de la mañana. Isabel II salió a pasear por los terrenos del palacio, pero un guardia, que hacía la ronda, no la conoció cuando vio una figura en la oscuridad. Creyó que se trataba de un intruso, preparó su arma y lanzó la clásica pregunta: ¿Quién anda ahí?

La reina se identificó y el guardia no pudo evitar exclamar: "¡Maldita sea, Su Majestad, por poco le disparo!". Durante unos instantes, temió las consecuencias de su salida de tono. Pero Isabel II, al parecer, se lo tomó con humor: "La próxima vez te llamaré con antelación, para que no tengas que dispararme".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-Una abuela nunca dejará de regañarte... aunque sea la reina de Inglaterra

-'The Crown', o por qué ver la vida de Isabel II en la serie más cara de la historia

-La reina Isabel II no asiste a la tradicional misa de Navidad por un resfriado

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA