INTERNACIONAL

Turistas matan a un delfín tras sacarlo del mar para hacerse 'selfies'

25/01/2017 14:10 CET | Actualizado 25/01/2017 14:14 CET
TWITTER

Un delfín franciscano murió en una playa de la localidad de San Bernardo, en la provincia argentina de Buenos Aires, después de que un grupo de turistas lo sacara del agua para tomarse fotos, un suceso parecido al que ocurrió en febrero del pasado año, informaron hoy fuentes municipales.

Según explicó a Efe el director de Servicios Públicos de la Municipalidad de San Bernardo, José Torchetti, recibieron una llamada de Defensa Civil a las 16.45 horas (19.45 GMT) de ayer para alertarles de la presencia de un delfín varado en la orilla, aunque cuando llegaron al lugar no encontraron al ejemplar.

(Sigue leyendo después del vídeo)

No obstante, en un video filmado por una veraneante que fue difundido hoy por las televisiones locales, se puede apreciar a varios turistas que acarician al animal, todavía con vida, y se toman fotos junto a él hasta que fallece.

Según detalló a Efe el portavoz de la organización ambientalista Fundación Vida Silvestre, Leonel Roget, el animal es un delfín franciscano, uno de los mamíferos, recuerda, más pequeños y amenazados de todo el Atlántico sur.

(Sigue leyendo después del tuit)

Si bien ya existe una investigación a cargo del fiscal federal Ramiro González, todavía no hay datos judiciales que precisen información sobre la causa de la muerte del animal, aunque Roget dijo que "es muy probable que los pescadores de la zona no hayan utilizado redes especiales y así lastimaran al mamífero".

Roget explicó además que "si el delfín se acercó a la orilla es porque algo malo le pasaba y lo peor que se puede hacer ahí es sacarse 'selfies'", al tiempo que relató que en estos casos el procedimiento recomendable es alertar a las organizaciones ambientalistas y mantener una distancia prudente.

Por su parte, fuentes de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Materia Medioambiental (Ufima) explicaron a Efe que iniciarán una investigación para esclarecer la muerte, que se suma a la abierta en febrero del año pasado cuando murió otro delfín de la misma especie en la playa de Santa Teresita, también en la provincia bonaerense.

Entonces, una cría de delfín murió a manos de turistas que encontraron al animal cerca de la orilla y, como en el caso de ayer, se sacaron fotos con él, lo que generó una fuerte polémica en el país.