INTERNACIONAL

Bronca telefónica de Trump con el primer ministro de Australia

02/02/2017 11:40 CET | Actualizado 02/02/2017 19:22 CET

Al presidente de EEUU, Donald Trump, no le importa perder aliados a la hora de defender sus ideas o intereses. Así lo ha demostrado a la hora de enfrentarse con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, para obligar a su país a pagar su tan ansiado muro con la frontera. Y ahora lo ha vuelto a hacer, esta vez con Australia, si bien ambas partes se esfuerzan, de cara a la galería, en hacer como si no hubiera pasado nada.

Según The Washington Post, el presidente estadounidense colgó abruptamente el teléfono el pasado sábado a Malcolm Turnbull, el primer ministro de Australia, un aliado tradicional de EEUU. La conversación debía haber durado una hora, pero, según este medio, Trump interrumpió la llamada a los 25 minutos. Eso sí, le dio tiempo a decirle a Turnbull que de las cuatro conversaciones que había mantenido ese día con líderes mundiales, incluido el presidente ruso Vladímir Putin, la suya era “la peor, de lejos”.

Preguntado por la polémica, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, se ha negado a comentar su conversación telefónica con el presidente estadounidense. "No voy a comentar sobre informaciones de una conversación", dijo Turnbull escuetamente a la prensa después de que el lunes calificara el diálogo que los dos mandatarios mantuvieron el día antes como "constructivo". Lejos de lo que pudiera parecer, según las informaciones filtradas, Trunbull dijo que la conversación se desarrolló de forma "cándida, franca y privada", y remarcó que la relación entre Australia y EEUU es "muy fuerte".

El diario The Washington Post, en cambio, había publicado que durante la conversación Trump cargó contra el acuerdo de la administración de Barack Obama para acoger a 1.250 refugiados que Australia tiene internados en centros en Nauru y la isla papú de Manus, al que calificó como "el peor acuerdo jamás hecho". El rotativo también indicó que Trump incluso acusó al australiano de exportar a los "próximos bombarderos de Boston".

El mundo tiene problemas, pero vamos a arreglarlos, ¿ok? Eso es lo que yo hago, arreglo cosas

Por su parte, el presidente estadounidense se ha referido a esta polémica durante el Desayuno Nacional de Oración: “Créanme, cuando oyen hablar de las llamadas telefónicas duras que estoy teniendo, no se preocupen. No se preocupen. Virtualmente, todos y cada uno de los países del mundo se han aprovechado de nosotros, pero eso no va a seguir sucediendo”, ha agregado. “El mundo tiene problemas, pero vamos a arreglarlos, ¿ok? Eso es lo que yo hago, arreglo cosas”, ha insistido Trump.

LO OFICIAL: UN DIÁLOGO "ROBUSTO"

La versión oficial, aportada por funcionarios australianos que recoge la agencia Efe, confirma que ambos líderes mantuvieron un diálogo "robusto" y más corto de lo previsto, y que la información de The Washington Post es "sustancialmente precisa".

Tras la conversación, Turnbull aseguró que Trump se había comprometido a respetar el acuerdo alcanzado por su predecesor, algo que el nuevo presidente de EEUU puso hoy en duda.

"¿Pueden creerlo? La administración de Obama acordó acoger miles de inmigrantes ilegales de Australia. ¿Por qué?. Voy a analizar este acuerdo tonto", dijo Trump en su cuenta de Twitter.

Australia reactivó en 2012 su política para la tramitación en países terceros de las solicitudes de inmigrantes que viajan a ese país en busca de asilo y acordó la apertura de centros de detención en Papúa Nueva Guinea y Nauru, que actualmente acogen a unos 1.900 solicitantes de asilo y refugiados.

La ONU y grupos de defensa de los derechos humanos han criticado estos centros de detención al catalogar como inhumanas las precarias condiciones de vida con las que viven los internos.

Muchos de los inmigrantes retenidos en Nauru y Papúa Nueva Guinea han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas, como las minorías rohinyá de Birmania, o bidún, de la región del Golfo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Trump nombra al conservador Neil Gorsuch para el Supremo

- 7 lecciones que Donald Trump debería aprender de 'Buscando a Dory'

- El Gobierno critica los "gritos y estridencias" contra Trump

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest