INTERNACIONAL

Gobierno y FARC proclaman el fin de 52 años de conflicto y la llegada de la paz

02/02/2017 12:03 CET | Actualizado 02/02/2017 12:37 CET

Parecía imposible, después de más de cinco décadas de violencia, después de un referéndum fallido. Pero no. La paz progresa en Colombia. Su Gobierno y las FARC han proclamado el fin de 52 años de conflicto y el advenimiento de la convivencia en un acto celebrado en el norte del país en el que generales del Ejército, policías y guerrilleros se estrecharon las manos, un evento donde el vallenato se impuso al ruido pasado de las armas.

"La paz es una realidad con las FARC en Colombia", dijo el jefe del Comando Estratégico de Transición, general Javier Flórez, ante más de un centenar de guerrilleros en formación, en una explanada de Pondores, un paraje del departamento caribeño de La Guajira, donde los rebeldes se reunirán para dejar las armas y desmovilizarse.

En el acto también estuvieron presentes el Alto Comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y el número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, entre otros. Las banderas blancas y las colombianas llenaban todo el espacio.

EN QUÉ PUNTO ESTAMOS

El acto de Pondones se ha celebrado después de que los guerrilleros de las FARC hayan estado cinco meses en los "puntos de reagrupamiento" en los que aguardaban que el presidente José Manuel Santos lograse tramitar en el Parlamento las normas que dan garantías al proceso de paz y para que entrase en vigor la Ley de Amnistía que protege a los ex combatientes.

Ahora, todos los miembros de las FARC deben registrarse -no necesariamente vivir- en hasta 26 ZVTN, es decir, zonas veredales transitorias de normalización, campamentos en los que ha de procederse a la transición de la lucha armada a la vida civil.

Santos ha confirmado que ya han llegado a estas zonas 4.670 guerrilleros de los 6.300 que tenían las FARC en el momento de la firma de la paz. Los 1.450 que faltan deben incorporarse al proceso a finales de esta misma semana.

Gobierno y FARC firmaron el acuerdo final de paz en Bogotá el pasado 24 de noviembre y ahora, con el aval del Congreso, empieza a aplicarse. El proceso debe acabar en 180 días, en mayo, una vez que la implementación sea total. Entonces, las FARC habrán dejado de ser una organización terrorista para convertirse en un ente político.

QUÉ QUEDA POR DELANTE

Con la reunión de los guerrilleros en las 26 zonas rurales, cuya seguridad está garantizada por anillos de seguridad del Ejército y la Policía, comenzará el proceso de recolección y almacenamiento de sus armas, granadas y municiones, de lo que se encargará una misión internacional liderada por la ONU, que además destruirá el armamento considerado "inestable".

Al referirse a lo que falta por hacer, Jaramillo dijo a la Agencia Efe que no estamos ante "el fin sino el comienzo del proceso" pues "ahora viene lo más importante que es hacer las cosas en el terreno". "Se trata de construir entre todos" dijo en el acto, para "dar dignidad a nuestros campesinos, tener una democracia más vigorosa, resolver el problema de los cultivos ilícitos y responder a las víctimas" de más de más de medio siglo de conflicto armado.

Por su parte, el alto consejero presidencial para las Regiones, Carlos Correa, afirmó que para responder a las necesidades existentes el Gobierno pondrá en marcha "grandes programas de desarrollo". Eso incluye "una gran inversión en vías terciarias, que es lo que conecta al campo con la ciudad", para ayudar a que esa Colombia salga del atraso en que ha vivido durante décadas.

El presidente Santos se muestra "optimista" pero avisa del "desafío" que supone la época del posconflicto y la aplicación de los acuerdos finales.

Iván Márquez , por su parte, insiste en que "el proceso de paz está en marcha", que las FARC están "comprometidas con la paz" y que su camino por la vía política es "insoslayable".

UNA NUEVA INCÓGNITA

A las complicaciones propias de un proceso que se produce tras más de 50 años de guerra abierta se suma ahora la llegada de un nuevo Gobierno a la Casa Blanca, que no se está mostrando muy partidario de esta paz. Rex Tillerson, nombrado por el presidente estadounidense Donald Trump como nuevo secretario de Estado, ha expresado su interés en “revisar” el acuerdo para determinar el nivel de apoyo de la actual administración hacia el futuro.

Se teme que su postura sea más dura con las FARC o que recorte parte de sus apoyos (diplomáticos y económicos) al proceso de paz, por más que ha repetido en público que en Bogotá EEUU tiene a uno de sus "aliados más cercanos".

Uno de los negociadores de la guerrilla, Henry Castellanos Garzón, ha confiado en que EEUU siga alentando la paz y en que no pida la extradición de ninguno de los miembros de las FARC a suelo norteamericano.

Las FARC abandonan la violencia

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Colombia y las FARC firman la paz tras 52 años de conflicto

- Colombia vota 'no' al acuerdo de paz con las FARC por un 50,24%

- La UE suspende a las FARC de su lista de organizaciones terroristas

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN