POLÍTICA

Cómo sería la Europa de Benoît Hamon versión Thomas Piketty

13/02/2017 16:33 CET | Actualizado 13/02/2017 16:33 CET
AFP

Es un puntazo para el candidato socialista a las elecciones de Francia. Benoît Hamon anunció este sábado 11 de febrero que Thomas Piketty ha aceptado ser su consejero para la campaña de las presidenciales. Pero el autor del best-seller mundial El capital en el siglo XXI no se encargará del programa económico y fiscal, sino que será la economista Julia Cagé (esposa de Thomas Piketty) quien ocupe este cargo, según Hamon, el vencedor de las primarias de la izquierda.

En el equipo de Benoît Hamon Thomas Piketty será el responsable oficial del tratado presupuestario europeo. Por tanto, será en la cuestión europea donde Piketty podrá dejar su huella sobre el programa socialista. ¿En qué sentido? Este domingo expuso su visión en la emisión de radio Questions politiques de France Inter y France Info.

UNA ASAMBLEA DE LA ZONA EURO

Thomas Piketty, muy crítico con François Hollande, que se comprometió en 2012 a renegociar el tratado presupuestario (cosa que no hizo y que provocó las primeras revueltas de su mandato), cuestiona la opacidad de la gobernanza de la de la zona euro. "Es fundamental que los candidatos a las próximas elecciones hagan de una vez propuestas precisas sobre la puesta en marcha de un gobierno democrático de la zona euro. Sin ellas, todos los discursos sobre la recuperación de Europa y el gobierno democrático no serán más que ilusiones", escribía hace unos días en su blog.

Actualmente, son los ministros de Finanzas de los Estados miembros quienes constituyen el órgano rector en un consejo de ministros. "Funcionan a puerta cerrada", lamenta el economista. También denuncia la unanimidad que a menudo se requiere en el seno de este órgano. "En la fiscalidad, basta con un veto de Luxemburgo para bloquear todo", denuncia en su blog en Le Monde.

Con este sistema asambleario podrá plantearse una renegociación de la deuda, e incluso una supresión de la misma.

En su lugar, Piketty quiere "un gobierno democrático". Su idea: reemplazar este directorio por una asamblea de la zona euro, que estaría formada por entre 100 y 150 miembros procedentes de parlamentos nacionales, dependiendo del peso demográfico de cada país; estarían representadas todas las sensibilidades de los parlamentos nacionales. De este modo, habría una treintena de diputados para Alemania y unos 25 para Francia. "Pronto nos daríamos cuenta de que las opiniones sobre la deuda griega o el impuesto sobre las sociedades varían mucho en el interior de cada país, inclusive en Alemania", estima el economista.

Luego se nombraría a un ministro de Finanzas que obtuviera la mayoría de los votos de estos parlamentarios para gestionar la política global.

Con este sistema —piensa Piketty— podrá plantearse una renegociación de la deuda, e incluso una supresión de la misma, una armonización fiscal (que está en el programa de Benoît Hamon) o un debate sobre los excedentes comerciales de Alemania.

"ALEMANIA NO PUEDE DECIR QUE NO"

¿Y Alemania no se opondrá a esta revolución que pondría en peligro su liderazgo? "Alemania no puede decir que no a la democracia parlamentaria, puesto que Alemania también se basa en esta democracia", sostiene Piketty, consciente también de que habrá que aprobar un nuevo tratado para poner en marcha esta asamblea de la zona euro.

Quien dice ‘nuevo tratado’, dice ‘unanimidad de todos los países’, lo cual será muy complicado. Salvo si se cambian las reglas.

Pero quien dice "nuevo tratado", dice "unanimidad de todos los países", lo cual será muy complicado. Salvo si se cambian las reglas. "Es importante que los que no quieren entrar en este tratado no puedan torpedearlo", indicó el economista este domingo. Entonces, ¿qué hay que hacer? "Hace falta una regla que permita que esto entre en vigor en cuanto lo ratifiquen los países que representan el 80% de la población o del PIB de la zona euro", describe Thomas Piketty.

Sería un vuelco completo de las reglas de la Unión Europea, que siempre se ha basado en la unanimidad para las cuestiones sensibles relativas a su funcionamiento.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición francesa de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del francés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

QUERRÁS VER ESTO

¿Cómo funciona el sistema electoral en Francia?

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

OFRECIDO POR NISSAN