TENDENCIAS

Chrissy Teigen se quedó dormida en los Oscar (y más de una vez)

28/02/2017 12:53 CET | Actualizado 28/02/2017 12:53 CET

Si el domingo por la noche estabas viendo los Oscar en casa mientras intentabas no quedarte dormido (antes de espabilarte de sopetón por la sorpresa final), no estabas solo. Chrissy Teigen se sentía exactamente igual que tú. De hecho, ella literalmente se quedó dormida.

En Estados Unidos, Teigen es toda una celebridad. La esposa del cantante John Legend, exmodelo reconvertida en escritora de libros de cocina, es conocida por sus divertidas apariciones en las alfombras rojas y en sus perfiles de Twitter y de Instagram. En los Globos de Oro de 2016 la extraña expresión de su cara, entre la sorpresa, la alegría y el desconcierto, se convirtió en todo un meme.

Durante los Oscar, parece que la modelo dio alguna cabezadita a lo largo de la noche. Las cámaras la captaron con los ojos cerrados, apoyando la cabeza sobre el hombro de su marido.

Aquí puede verse una imagen de ella mientras que Casey Affleck daba su discurso al recoger el premio como Mejor actor protagonista. ¿Acaso era una sutil forma de protesta contra el intérprete, cuya trayectoria en esta temporada de premios se ha visto empañada por sus pasadas acusaciones de abuso sexual? Quizá simplemente estaba cansada…

…porque aquí está otra vez. Se la puede ver al lado de Meryl Streep (dos filas detrás).

Por supuesto, las redes aplaudieron la siempre curiosa actitud de la modelo.

Creo que mi momento favorito de los Oscar hasta ahora ha sido el de Chrissy Teigen durmiendo sobre John.

Mi filosofía de vida para 2017 es Chrissy Teigen durmiendo en los Oscar en 2017.

No hay quien pueda culparla por descansar un poquito, que la temporada de premios ha sido larga, la gala tampoco se quedó corta y además la familia ha tenido un bebé, Luna, hace pocos meses. Así, el lunes por la mañana, la modelo sabía cómo hacer autocrítica de su siestecita tuiteando: "Me acabo de despertar, ¿qué ha pasado?".

Oscar 2017: Alfombra roja

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.