NOTICIAS

Michelle Obama desvela por qué NUNCA se presentará a la presidencia

Y tiene que ver con sus hijas.

28/04/2017 11:33 CEST | Actualizado 28/04/2017 11:33 CEST
Gerardo Mora via Getty Images
La ex primera dama Michelle Obama.

Este jueves Michelle Obama aseguró (de nuevo) que no tiene ningún interés a presentarse a las elecciones de Estados Unidos.

"Todo va bien hasta que te presentas, y entonces te llegan cuchillos por todas partes", afirmó en Orlando, según explica Orlando Sentinel. "La política es dura y es difícil para una familia... No pediría a mis hijas que volvieran a hacerlo. Cuando optas a la presidencia, no sólo eres tú; es toda tu familia".

La sesión de preguntas y respuestas de la conferencia anual del American Institute of Architects fue la primera aparición pública de Michelle Obama desde que Barack Obama dejó la presidencia en enero.

Michelle Obama tenía una tasa de aprobación del 68% cuando la familia salió de la Casa Blanca —10 puntos por encima de la de su marido—, así que es fácil entender por qué sus simpatizantes la quieren ver en el cargo.

No obstante, Obama, graduada en Derecho por las universidades de Harvard y Princeton, ha comentado en varias ocasiones su falta de interés.

"No", respondió el año pasado cuando se lo preguntó Oprah Winfrey. "Mira, hay una cosa que yo no hago: no me invento cosas... soy bastante directa. Si estuviera interesada en eso, lo diría. No creo en eso de jugar a engañar", afirmó rotunda Michelle Obama.

Entonces también mencionó a sus hijas:

"Lo que la gente no entiende es que cuando te presentas, sus vidas se paran en algún momento. De la siguiente familia que llegue a la Casa Blanca, todos sus miembros —los hijos, los nietos― verán que su vida da un giro completo de una forma que ningún estadounidense se imagina. No es nuestra misión quejarnos de ello, por eso no se oyen las quejas. Pero es una verdad, una realidad, que tiene su peso".

En 2012, Barack Obama afirmó durante una entrevista al The View que la entonces primera dama sería una presidenta "impresionante", pero bromeó que quizá su temperamento no se adecuaba al puesto.

"Es totalmente cierto", confirma Michelle Obama. "Se necesita mucha paciencia para ser presidente de los Estados Unidos. Y yo no soy tan paciente".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Michelle Obama ha estado espectacular en 2016

15 cosas que no sabías de la primera cita entre Barack y Michelle Obama

Lo que ha supuesto el paso de Malia y Sasha Obama por la Casa Blanca

Michelle Obama: cenas de estado

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

OFRECIDO POR NISSAN