INTERNACIONAL

Barnier: la factura del Brexit no es un castigo sino respeto a compromisos

La UE exige a Londres que mantenga 'de por vida' los derechos de los europeos residentes en Reino Unido.

03/05/2017 13:01 CEST | Actualizado 03/05/2017 13:01 CEST
AFP
European commission member in charge of Brexit negotiations with Britain, French Michel Barnier speaks during a joint press for Article 50 Negotiations with the United Kingdom Council of the EU headquarters in Brussels, on May 3, 2017. / AFP PHOTO / JOHN THYS

El negociador de la Comisión Europea (CE) sobre el Brexit, el francés Michel Barnier, ha subrayado este miércoles que la suma que el Reino Unido deberá pagar por salir de la Unión Europea "no es un castigo ni un impuesto", sino que obedece a la necesidad de que Londres cumpla con los compromisos que ha adquirido.

"Se adoptaron unos compromisos y estos deben cumplirse, es una cuestión de responsabilidad", ha dicho Barnier en rueda de prensa, en la presentación de la recomendación de la CE para la apertura de las negociaciones con el Reino Unido.

Barnier ha advertido que "no respetar las cuentas es una situación que podría explotar", y ha mencionado los "problemas políticos y jurídicos" que podrían derivar de la interrupción de los proyectos y programas en cuya financiación se ha implicado el Reino Unido.

No respetar las cuentas es una situación que podría explotar

En ese contexto ha asegurado que los Veintisiete nunca han pretendido "pedir un cheque en blanco al Reino Unido", y ha insistido en que solo es cuestión de que ese país "pague sus cuentas".

El negociador ha hecho hincapié en los tres puntos principales en los que la UE quiere centrar las negociaciones en una primera fase: la protección de los derechos de los ciudadanos (tanto europeos en el Reino Unido como británicos en la UE), así como el acuerdo financiero y evitar una frontera exterior o frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda.

Por otra parte, Barnier ha calificado de "encuentro cordial" la cena que la semana pasada mantuvo en Londres junto con el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, con la primera ministra británica, Theresa May.

No obstante, ha reconocido que "las posiciones (de las partes) son diferentes, a veces muy diferentes", algo que ha asegurado que "no sorprende a nadie", pero también ha considerado que por ese motivo "hay que empezar las negociaciones lo antes posible".

Además, ha insistido en la necesidad de ser "transparentes" a lo largo de todo el proceso negociador, que auguró será "difícil".

"La UE siempre debe mantener la cabeza fría y orientarse hacia una solución", ha considerado Barnier, que insistió en la necesidad de "poner todos sus esfuerzos en llegar a un acuerdo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Serán los británicos los que salven a Europa?

Lo que piensan del Brexit algunos británicos que veranean en Tenerife

Los 'eurorehenes' de Theresa May

La embajada en Reino Unido creará una ventanilla para resolver dudas de los españoles sobre el Brexit

OFRECIDO POR NISSAN